usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

14 jun. 2011

Los Inicios del proceso Cultural y las Ansias libertarias del Pueblo Dominicano

1ra. Parte
La Isla Española, fue el primer enclave del colonialismo Español en América, desde donde se irradio con un notable esplendor la cultura europea en las tierras descubiertas por Cristóbal Colón. Si es posible llamar cultural exterminio de una raza y la esclavización de otra importada de suelo lejano, del África, como los que fueron traídos al continente americano, por la fuerza colonial Ibérica, de los cueles hemos heredados más de la raza colonizadora

Es en Santo Domingo, en las postrimerías del siglo XV y el transcurrir del XVI, donde se fundan los primeros centros urbanos, las iglesias así como las sedes Espicopales, como también los primeros conventos, las universidades y escuelas

Con estas instituciones y establecimientos, además las poblaciones de europeos, se inicia la labor de colonización y el principio de exterminio de los aborígenes pobladores de esta Isla, debido a los duros trabajos s que eran sometidos obligando a los colonialistas buscar el replazos de la mano de obra en otra raza más fuerte y se importa como esclavo ciudadanos de los pueblos africanos que se encontraban bajo el dominio de los Occidentales,

Como forma de dar legalidad La Corona Española para tener un debido control de los acontecimientos que presente y futuro de los pueblos conquistados de las nuevas tierras descubierta, se instaló la Real Audiencia, donde juristas, teólogos, gramáticas enseñaban a los españoles y nativos.

Es buena resaltar que la mayoría de los acompañante de Cristóbal Colon en el primer y segundo viajes eran personas sin preparación academia alguna, sólo unos cuantos de ellos tenían conocimientos y sabían leer y escribir

En los próximos viajes llegaron personas que altos niveles académicos, quines fueron los primeros en componer los primeros capítulos de la historia del Descubrimiento de América, y la descripción de sus habitantes. Es aquí donde comienza verdaderamente el saqueo de las riquezas de los habitantes del Continente Americano, Y en las Isla como la nuestra el extermino de la raza

A Santo Domingo,.llegaron personajes de cierta relevancia como el Cronista de India, Gonzalo Fernández de Oviedo, el historiador y filántropo Fray Bartolomé de Las Casas, sobre esta figura histórica de la isla de Santo Domingo, hay escritores, pensadores, estudiosos de la historia del descubrimiento de América, lo cual señalan como un filántropo. Considero no hay porque llamarlo así, ¿se puede llamar a una persona filántropo, cuando es responsable de la esclavitud de miles de seres humanos con el propósito de aliviar las pesadumbre de una raza y esclavizar otra?.

Otros personajes llegado a Santo Domingo, lo fue el autor de “ Elegías de Varones Ilustres de Indias”, Juan de Castellanos; los poetas del Siglo de Oro, Tirso de Molina, Bernardo de Valbuena, así como el predicador Fray Alfonso de Cabrera, el naturalista, José de Acosta, además el abanderado de la causa indígena, la gran excepción , Fray Antón de Montesino, su voz clamando por un mejor trato a los aborígenes dominicanos, clamo ante la corona española y es celebre su famoso sermón de Montesino. En favor de los oprimidos el primer grito de libertad en el las tierra descubierta por Colon, pisoteada por el poder imperial y colonialista de España

El ambiente refinado de la colonia propicio el florecimiento en la población criolla de notables personalidades y son notable en esa época la aparición de dos prestantes damas de esa elite social: Elvira de Mendoza y Leonor de Ovando, las primeras poetizas del nuevo mundo.

Todos estos acontecimientos culturales que sucedieron en Santo Domingo, le mereció el sobrenombre de “Cuna de América y a su capital fue llamada “; La Antena del Nuevo Mundo”, por ser foco de sabiduría y cultura en el primer siglo del Descubrimiento

Como consecuencia de este empuje cultural, es fundada la Universidad de Santo Tomás de Aquino, primada de América, con los privilegios de las de Alcalá de Henares y la de Salamanca, fue instituida por Bula del Pontífices Paulo III, el 28 de octubre del 1538, y la de Santiago de la Paz en 1540, pero esta última no tuvo mucho éxito y desapareció años más tarde, en ambos centro de enseñanza superior estaban servidos por catedráticos competentes, los cuales dejaron legados importante a la nación

La Santo Tomás de Aquino, adsorbió a la Santiago de La Paz, hoy la primera es la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), la universidad del pueblo dominicano, donde los humildes pueden hacerse de una profesión,

Durante los siglos XVII y XVIII, el país es victima de la desplovación, cuando los colonos se desviaron en busca de suelos abundantes en minerales y se sumerge la nación en una gran pobreza. Aún con estos padecimientos, Santo Domingo, sigue sosteniendo un brillo de vida cultural y surgen personalidades notables como: Diego de Alvarado, predicador; Luís Jerónimo de Alcocer, escritor; Francisco Morillas, poeta; Pedro Agustín Morel de Santa Cruz, obispo de Nicaragua y Cuba; Antonio Sánchez Valverde, historiador y tribuno

El primer curto del siglo XIX, último tiempo del dominio colonial, surgen destacadas figuras, de las letras, artes, política, y sociales, dando paso a la transformación social y política del país como fueron; José María Heredia, el “Cantor del Niagara”, nace en Cuba de padres dominicanos; Francisco Javier Foxa, dramaturgo; Esteban Pichardo, lexicólogo; Antonio del Monte y Tejada, historiador; Francisco Muñoz del Monte

Otros que se destacaron es esa época gloriosa figuran; Andrés López de Medrano, autor de un tratado de lógica; Pedro Valera y Jiménez, primer obispo dominicano,;Francisco Javier Caro, político; así como dos grandes figuras en la historia nacional; Juan Sánchez Ramírez (1808) y José Núñez de Cáceres ( 1821)

Hacemos un salto, en el relato de nuestra memorable historia, y llegamos recorriendo a través de ese canal inmenso de imaginación a 1921, es en éste el huracán de la libertad cubría a toda América de un extremo a otro, estos acontecimientos sucedidos en le seno de las poblaciones Americanas hispano parlantes conmovieron las almas de los dominicanos, sonando también en nuestro terruño el grito de la Independencia, tocado por el Dr., José Núñez de Cáceres

La clase culta y los hombres de armas se solidarizaron con un propósito y después de una inteligente preparación se dio el golpe del 1ro. de diciembre del 1921, en todas las poblaciones, sin derramamiento de sangre. El cual fue abortado malogrando temporalmente hasta 1844, fecha en que realmente comienza de manera permanente, nuestra vida Republicana.

La cultura dominicana en la era independiente no puede comenzar sin el nombre de Juan Pablo Duarte, apóstol y fundador de la República. Ese varón ilustre, ejemplo de patriotismo inmaculado, abnegado y sereno hasta la santidad, creó y presidió la sociedad secreta La Trinitaria y en su seno enseñó filosofía y ciencia e inculcó a la juventud las ideas de libertad que culminaron con el grito emancipador del 27 de febrero del 1844.

En su mente y en su cuaderno de apuntes vivió la República. Con sus constitución democrática, su escudo y su bandera, ante que en la realidad, y fue él en la idea, en el esfuerzo, en la elevación espiritual y más tarde, la renuncia.

Duarte se educo en Barcelona- España y allí su espíritu templo en el espectáculo de la lucha por los fueros de Cataluña. En la mitad del siglo XIX y en la ciudad tomaban nuevo vigor las doctrinas filosóficas de Raimundo Lulio, donde el joven antillano se inició en amante a la libertad invistiendo a su alma una modalidad mística que no abandono nunca.

En la forma que organizó la organización patricia que gesto la Independencia Dominicana puede apreciarse la influencia que tuvieron los juegos mágicos del ARS MAGNA y con el lema, escudo, y la bandera de lanuela patria concebida por él, así como el juramento que redactó para los “TRINITARIOS”, revela una perenne actitud religiosa. Dios y la Santísima Trinidad son siempre el primer objeto de su pensamiento, hizo de la cruz nuestra bandera y en el escudo puso La Biblia, abierta en la primera pagina del Evangelio de San Juan, “ EN EL PRINCIPIO ERA EL VERBO”

¿Porqué necesidad el fundador de nuestra nacionalidad su espíritu le llevo a perpetuar en el emblema de la patria dominicana, el supremo sentimiento del misterio encerrado en el primer versículo del Evangelista San Juan.


Fuente.
Apesto de la Cultura Dominicana, de
Dr. Pedro Troncoso Sánchez
Revista de Educación, enero-marzo 1946, num. 81
Ciudad Trujillo