usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

30 ago. 2011

Ruinas de la Concepción de La Vega Real, sentido permanente de nuestra Historia.







La Concepción de La Vega Real florón glorioso de la conquista y colonización de América, la que fue y está siendo sometida a la destrucción vandálica en la ruinas inmisericordemente abandonada y saqueadas por los depresores que con conceptos equivocados por la incuria y el desconcepto de nuestro medio, se han negado a comprender el hondo sentido de la historia.

Las ruinas son los indicios que les señalan el camino de la inmortalidad a los pueblos. Son ellas que iluminan el sendero que deban recorrer a la perfección las almas maravillosas que les han dado permanencia eterna en la historia a los hombres y mujeres que han escrito con su valor y su sangre las páginas de gloria de nuestra nación

En sus columnas rampantes donde se guarece vibrante y luminosa el alma de una raza que pereció reclamando el derecho a la libertad. En las pesadas y vetustas moles de la legendaria ciudad de la Concepción, en la iglesia, en el Convento Franciscano, y el contiguo cementerio, se encuentra la real y verdadera historia de ésta segunda ciudad de América, que debió tener mejor suerte.

Hoy estas ruinas que debían conducir a este pueblo vegano y por ende a la República por los anchos caminos de la fama inmortal de los dolorosos pasos de los conquistadores y la sangre derramada por su primitivos habitantes para definir su destino, no queda nada , escombros, depredación y vergüenza

Pueblos hay, que por lo circunscrito de su geografía y por sus estrechas posibilidades materiales deben afianzar su duración infinita en el tiempo en la grandeza de su historia. Y las ruinas de la ciudad de la Concepción de La Vega son páginas de la historia materializada, en las cuales leen las generaciones, con ojos avizores, la pujante efectividad de las humanas posibilidades.

Cuando desaparezcan en el polvo vilmente nivelador de las ruinas de la Concepción de La Vega Real, a punto de suceder por la inconsecuencia de quienes nos han gobernador tanto en el Poder del Estado como en el Poder del Municipio, a consecuencia de la ignorancia, la inconsecuencia, la apatía, y el desconocimiento de los valores históricos que éstas ruinas representan pada el legado histórico de no solo de La Vega, la Nación Dominicana , el Continente Americano y la Humanidad, estos legados del inicio de la Conquista del Continente, de allí, salieron los colonizadores de toda América

Cabe a la Ciudad de la Concepción de La Vega Real, haber sido la segunda ciudad en importancia cronológica, pero primeras en grandiosidad, así como en su condición de yacimiento arqueológico, cuyas ruinas, en su mayoría de desconocen todavía, que fundara el descubridor de América, Cristóbal Colón, y la primera edificación de ladrillos y piedra del Nuevo Mundo.

Pero que destino desventurado ha tenido la Pompeya de América, su valor histórico para el mundo ha quedado en escombros, maleza, depredación, desprecio y olvido por aquello que tenían, han tenido y tienen la obligación de su preservación. Hoy esta ruinas que marcan el hito en la historia de uno de los más grandes en los anales de la humanidad, el descubrimiento de América.

En los más de 60 años de vida a de esta Metrópolis enclavada en el centro mismo de la Isla, los acontecimientos que se desarrollaron en esa histórica ciudad de la Concepción de La Vega Real, que dan cuenta de la calidad de las edificaciones que se construyeron a todos los niveles en ella.

En la iglesia de La Vega Vieja, como se le ha llamado tradicionalmente y en épocas de Diego Colón, celebró el Padre Fray Bartolomé de las Casas su Misa Nueva, cuando se ordenara sacerdote. Cerca del emplazamiento de la Vega Vieja, se construyó el primer monasterio franciscano de América con cabida para numerosos acólitos y con la finalidad de impartir la fe cristiana entre los indios de la región. En la zona también trabajó y recogió sus leyendas indígenas el Padre Fray Ramón Pané, quien luego entregara al propio Cristóbal Colón su "Relación Acerca de las Antigüedades de los Indios", publicada en la Biografía de Cristóbal Colón, escrita por Fernando Colón, su hijo, y glosada en las obras del propio padre Bartolomé de las Casas.

Por eso es que consideramos que las ruinas sepultadas en ese histórico lugar son de magnitud colosal, y que sólo la voluntad de los gobernantes conjuntamente con instituciones comprometida con la historia de esta nación, puedan realizar un proyecto macro a través de excavaciones metodológicamente diseñadas podrán conllevar a dignificar estas historia de nuestro pasado

En esas ruinas que hoy soy un montón de maleza y escombros olvidado, lanzo hace mas de 500 años, el primer grito de la libertad del hombre en América, del Convento de San Francisco, Fray Antón de Montesino, proclama el derecho a la libertad de los ciudadanos de América representado en nuestra bravía raza Taina, cuando dice en su homilía de redención social Llegado el domingo y la hora de predicar, subió en el púlpito el susodicho Padre Fray Antón de Montesino, y tomó por tema y fundamento de su sermón, que ya llevaba escrito y firmado de los demás: Ego vox clamantis in deserto. Hecha su introducción y dicho algo de lo que tocaba a la materia del tiempo del Adviento, comenzó a encarecer la esterilidad del desierto de las conciencias de los españoles de esta isla y la ceguedad en que vivían; con cuánto peligro andaban de su condenación, no advirtiendo los pecados gravísimos en que con tanta insensibilidad estaban continuamente zambullidos y en ellos morían. Luego torna sobre su tema, diciendo así: “Para os los dar a cognocer me he sobido aquí, yo que soy voz de Cristo en el desierto desta isla, y por tanto, conviene que con atención, no cualquiera, sino con todo vuestro corazón y con todos vuestros sentidos, la oigáis; y la cual vos os será la más nueva que nunca oísteis, la más áspera y dura la más espantable y la más peligrosa que jamás no pensáis oír”. Esta voz encareció por un buen rato con palabras muy pugnitivas y terribles, que les hacía estremecer las carnes y que les perecía que ya estaban en el divino juicio. La voz, pues, en gran manera, en universal encarecida, declaróles cuál era o qué contenía en sí aquella voz: “Esta voz, dijo él, que todos estáis en pecado mortal y en él vivís y morís, por la crueldad y tiranía que usáis con estas inocentes gentes. Decid, ¿Con qué derecho y con qué justicia tenéis en tan cruel y horrible servidumbre aquellos indios? ¿Con que autoridad habéis hecho tan detestables guerras a estas gentes que estaban en sus tierras mansas y pacíficas; donde tan infinitas dellas, con muertes y estragos nunca oído, habéis consumido ¿Cómo los tenéis tan opresos fatigados, sin dalles de comer ni curadllos en sus enfermedades, que los excesivos trabajos que les dáis incurren y se os mueren, y por mejor decir, los matáis, por sacar y adquirir oro cada día? ¿Y que cuidado tenéis de quien los doctrine, y conozcan a Dios y criador, sean bautizados, oigan misa, guarden las fiestas y domingos? ¿Esos, no son hombres? ¿No tiene ánima racionales? ¿No sois obligados a amarlos como a vosotros mismos? ¿Esto no entendéis? ¿Esto no sentís? ¿Cómo estáis en tanta profundidad de sueño, tan letárgico, dormidos?. Tened por cierto, que en el estado que estáis no os podéis más salvar que los moros o turcos que carecen y no quieren la fe de Jesucristo. (Fray Bartolomé de las Casas, Historia de las Indias, Libro tercero, capítulo cuatro).

Se realizaron excavaciones en el yacimiento bajo los auspicios de la Dirección Nacional de Parques, entre 1976 y 1995. Este trabajo desenterró los restos de varios edificios de piedra en el centro del yacimiento, incluyendo una fortaleza magnífica con una torre intacta. Los cimientos de otros edificios de piedra, un sistema de acueducto y varios pozos de agua también fueron excavados. Las ruinas del monasterio de San Francisco, construido en 1502, y el lugar donde se ordenó Bartolomé de las Casas, también fueron excavadas. Estos sitios, junto con las ruinas en el centro del Parque se interpretan para los turistas y visitantes al Parque.


En 1994, los arqueólogos históricos del Florida Museum of Natural History comenzaron a colaborar con la Dirección Nacional de Parques para realizar dos metas principales para la conservación e interpretación del yacimiento. La primera de estas era hacer una sonda y un mapa del yacimiento para documentar el tamaño y la ubicación original de la ciudad del siglo XVI, al igual que identificar las ubicaciones de las diferentes actividades realizadas dentro de los límites de la misma. La segunda meta era catalogar y proteger los más de 200.000 artefactos que se habían encontrado durante los años de excavaciones en la Concepción de la Vega.

Una sonda sistemática del subsuelo de la región fue realizada entre 1996 y 1998 por los arqueólogos Alfred Woods, Jeremy Cohen, Maurice Williams y Terry Weik, trabajando con un equipo de residentes del lugar. El resultado de más de 1.500 calas de sondeo mostró que la ciudad del siglo XVI comprendía un área de unos 250.000 metros cuadrados y que debió haber sido la ciudad española más grande del Nuevo Mundo hasta 1520.

El análisis de laboratorio documentó los más de 220.000 artefactos exhumados del yacimiento antes del 1995. La Concepción de la Vega tiene la colección de cultura material más diversa y abundante de todos los yacimientos españoles del siglo XVI, excavados hasta la fecha. Esto está relacionado innegablemente a las riquezas traídas a la ciudad por el oro. Artículos de lujo, tales como ropas y adornos, cristal veneciano, artículos de mueblería ornamentados, equipo para cabalgar y los libros son más frecuentes aquí que en otros yacimientos.

Hay que resaltar que se han querido hacer intento en 1976, el gobierno de ese entonces creo la Comisión para la puesta en valor del Sitio Histórico de la Concepción de La Vega, la que era coordinada por la Dirección Nacional de Parques, pero esa no llegue muy lejos, aún teniendo personas que dieron mucho por ese proyecto, pero en esta nación todo acto que ejecutan los gobiernos tienden a ser contaminado por el componente de la corruptela política y ahí viene el daño, como se lo han hecho a este monumentos histórico de la humanidad.

El análisis de laboratorio documentó los más de 220.000 artefactos exhumados del yacimiento antes del 1995. La Concepción de la Vega tiene la colección de cultura material más diversa y abundante de todos los yacimientos españoles del siglo XVI, excavados hasta la fecha. Esto está relacionado innegablemente a las riquezas traídas a la ciudad por el oro. Artículos de lujo, tales como ropas y adornos, cristal veneciano, artículos de mueblería ornamentados, equipo para cabalgar y los libros son más frecuentes aquí que en otros yacimientos.
Española.
De particular interés son aquellas cerámicas de origen indígena denominadas "cerámicas Indo-Hispánicas." Éstas son únicas en las Américas, mostrando combinaciones de elementos caribeños, centroamericanos, suramericanos y europeos. Estas cerámicas son un recuerdo conmovedor de la terrible suerte de los indígenas caribeños, los cuales fueron esclavizados, y eventualmente murieron, a cambio de la producción del oro que fue la base de la prosperidad de esta ciudad