usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

19 abr. 2010


Informe Estadístico de las Escuelas de la Provincia de La Vega en 1882.
Fuente: Gaceta Oficial Año XI No. 416 del 3 de junio de 1882, AGN. Publicado en la obra “La Vega 25 años de Historia 1861-1886, Tomo II, Reorganización de la provincia post Restauración del Prof. Alfredo Rafael Hernández, compilador, págs...190 al 192
Provincia de La Vega, Estadística escolar del 1882. Informe, de la Junta Superior de Estudios del 8 de septiembre de 1883.
Escuela Superior, dirigida por D. Enrique Hernández, 23 alumnos, sustentada por el gobierno.
Escuela Nocturna, preceptor, D. S. A. de Moya; 67 alumnos, sustentada por la Sociedad “La Progresista.
Escuela San Sebastián, preceptor, Don Federico García Godoy; 80 alumnos, sustentada por el Ayuntamiento. El ayudante Don. E. Córdova, con 20 alumnos, sustentada por particulares.
Escuela de niñas, Doña O. Vizcarrondo de Córdova, preceptora, con 58 alumnos, sustentada por la municipalidad
La Asunción, escuela de niñas, Juana Dolores Gómez, preceptora, con 33 alumnas, sustentada por la municipalidad
Santo Cerro. Escuela de ambos sexos; Doña Felipa Matías, preceptora con 5 alumnos sustentada por particulares
Carrera de Palma. Don Ludovino Sánchez, preceptor, 22 alumnos, sustentada por particulares.
Rio Verde. Don Neri Cordero, preceptor con 12 alumnos, sustentada por particulares.
Moca
Escuela Nocturna, dos miembros de la sociedad, alternan semanalmente en su dirección, con 33 alumnos, sustentada por la Sociedad La Democracia.
Instituto Mocano. Ulpino Córdova, director; Franco de Córdova, Raúl Lajara, Manuel de Jesús Viñas, Juan M. Pichardo, Elías Brache y Anselmo Jiménez, ayudantes, con 114 alumnos sustentados por la municipalidad, cuatro maestros y el director; 37 alumnos sustentados por particulares, junto a tres profesoras.
Colegio Santa Ana, Srta. Icelsa Morilla directora y Pbro. Romdo Mingues, profesor, con 40 alumnos, sustentados por la municipalidad. D. Juan Estrella, profesor 64 alumnos, gratis. Y Juan C. Galván, profesor, 6 alumnos, sustentado por la municipalidad
EL Corazón de Jesús, escuela de niñas, Doña Eulogia Guerrero, preceptora, con 40 alumnos, sustentada por la municipalidad; Srtas. Enriqueta y Dolores Lajara, ayudante, con 12 alumnos, sustentada por particulares. Don Raúl Lajara profesor, con 5 alumnos, gratis.
San Francisco, escuela de niñas. Doña Mercedes Guzmán Vda. Reyes, preceptora, 40 alumnos sustentada por el municipio
Sección El Corozo; escuela de ambos sexos; Doña T. Guzmán, preceptora, con 11 alumnos. Doña Emilia Molina, profesora, con 6 alumnos sustentada por particulares.
Sección Juan López; Lorenzo P. Garrido, preceptor con 27 alumnos, sustentados por particulares. Por el municipio y 11 por el municipio
Sección de Canca; Don Jesús María Llaverías, preceptor con 10 alumnos sustentados por el municipio y 5 por particulares.
San Francisco de Macorís.
Escuela primaria y superior de varones; Don Cristino Zeno, director y Don Jesús Ma. Medrano, ayudante, con 70 alumnos, sustentada por el Gobierno.
Escuela Elemental de Varones; José del Orbe, preceptor, con 20 alumnos sustentada por el municipio
Escuela Nocturna; Don Jesús Ma. Medrano, preceptor Don C.J. Rojas, ayudante, con 21 alumnos, sustentada por el municipio
Escuela de niñas, Doña Eugenia Merán, preceptora, con 14 alumnos, sustentada por el municipio; Carolina Eduardo, preceptora con 9 alumnos, sustentada por el municipio y Marcelina K. de Zeno, preceptora, con 20 alumnos, sustentada por particulares
Cotui.
Escuela de varones, José Eloy Mieses, preceptor, con 20 alumnos sustentada por el municipio.
Jarabacoa
Escuela de varones, José G. Hernández, preceptor, con 15 alumnos sustentada por el municipio y 4 por particulares
Bonao
Escuela de varones, Pedro T. Sánchez, preceptor, con 10 alumnos sustentados por el municipio y 5 por particulares
Escuela de niñas, Doña Ana Ceara y Luna, preceptora, con 8 alumnos, sustentada por particulares
Cevicos
Escuela de varones, Don José María García, preceptor con 12 alumnos, sustentada por el municipio
San Antonio del Yuna
Escuela de ambos sexos, Don Esteban Victoria, preceptor con 14 alumnos, sustentada por particulares.
La Escuela Superior de La Vega creada en 1880, tuvo muchas dificultades para funcionar, pues contrario a lo que se creía, en esta ciudad no aparecía la persona que reuniera las condiciones para dirigirla, y quienes fueron nombrados desde Santo Domingo tardaron mucho en llegar o no llegaron. Dicha escuela apenas funcionó pese a que se le aprobó la subvención estatal.
Lo hizo con 23 alumnos en 1882 de manera irregular bajo la dirección de Enrique Hernández, luego Manuel Pardo en 1884.
En 1882 las escuelas del municipio de La Vega tienen 300 alumnos, las de Moca 368 alumnos, San Francisco de Macorís, 154 alumnos, en Cotui, 20, Jarabacoa, 19, Bonao, 23; Cevicos, 12 y San Antonio de Yuna,14, para un total de 910 en toda la provincia, indicador de la precaria situación de la instrucción pública
Hasta 1885, la provincia de La Vega, fue mutilado su territorio sacándole lo que es hoy la Provincia Espaillat, con la común de Moca, además las comunes de Matanzas, San Francisco de Macorís, Juana Núñez (Salcedo hoy Hnas Mirabal), San Antonio de Yuna, quedando con Cotui, Cevicos, Bonao, Constanza y Jarabacoa. Después fueron creadas las provincias de Sánchez Ramírez, como cabecera la común de Cotui y Monseñor Nouel, con Bonao como cabecera y Piedra Blanca como municipio, quedando reducida a su más mínima expresión
La reorganización de la provincia fue un proceso largo y traumático, interrumpido e incompleto, por las frecuentes guerras civiles por un lado. Por otro estuvo sujeto a la mentalidad despótica de quienes las gobernaron. Si no hubo paz durante los primeros veinte años de la Segunda República, tampoco hubo institucionalización.
Cada ciudadano que ejercía un cargo de mando superior constituía una isla. Cada gobierno tenía sus procedimientos y no había continuidad, sino persecución y contradicciones entre mandos salientes y entrantes
La miseria que caracterizó este periodo estuvo reflejándose en los actos judiciales con falta de local, enseres y sueldos. En lo educativo, la crisis económica afectó la administración pública en general, donde los bajos sueldos y la tardanza en pagarlos desalentaban a las personas más idóneas para desempeñar cargos en el Estado. A los ayuntamientos los afectó también porque se vieron incapacitados de realizar su gobierno local