usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

27 mar. 2010

EDUCADORES VEGANOS DESPUES DE LA ANEXION, 1865
Fuente. Revista ¡Ahora!, No. 887, 24 de noviembre de1980, Ámbito Histórico, Art de J. A. Concepción, Págs. 26-27
En 1865, al cese de la dominación española, una de las principales tarea del Ayuntamiento de La Vega, fue la organización de la enseñanza. No existía un solo platel escolar público en toda la localidad. Solamente funcionaba una escuela particular, dirigida por el señor Enrique Hernández, y aún no se ha establecido si era nativo de aquí.
Cabe señalar que este educador no es su homónimo tamborileño padre de dos damas casadas con los hermanos veganos Elpidio y Cristóbal Marcos de Moya Franco. Son ellas: Sara y Carmela Hernández Castellano.
El educador Hernández, no era nativo de La Vega, aquel maestro cuando fue creada la escuela superior el2 de mayo de 1881, quien fue el primer director del plantel vegano de tal categoría. Fue unos de esos maestros no veganos que ejercieron el magisterio en el quindenio entre 1865 y 1880 año de la llegada del joven Federico García Godoy, natural de Santiago de Cuba.
Con anterioridad a García Godoy, entre los educadores extranjeros que ejercieron en La Vega se encontraron figuras tan notables como el puertorriqueño Salustino Morillo, este a la vez era secretario del Ayuntamiento. En una de las actas se menciona a Morillo como sucesor de Enrique Guzmán Galicia.
Otros maestros extranjeros que en aquella época actuaron en el medio vegano fueron: José A. Lúgaro, Ulpino Córdova, José González, Cristino Zeno Octavia Vizcarrondo, Manuel J Pardo, Manuel A. Salguero, Marcolina Huinlan, de Zeno, y Ricardo Esteban, como también otro educador que llego a La Vega, contratado por la Sociedad La Progresista fue el notable maestro José Curbelo, quien inicio la enseñaza musical, en la ciudad de La Vega.
Con los extranjeros alternaron jóvenes nativos que más tarde alcanzaron altas posiciones gubernamentales. Fue el caso de los futuros abogados Francisco Gómez Moya y Fidelito Despradel, este último su inicio en el magisterio ocurrió a temprana edad. No había cumplido los 16 años cuando ocupó una plaza de maestro.
Entre los maestros veganos de entonces estaban las señoritas; Ana Isabel Ceara y Juana Dolores Gómez, como también el joven Sergio Arturo Moya.
Planteles de aquel tiempo eran los denominados; El Redentor, Los Ángeles, San Sebastián, El Carmen, La Asunción, y Purísima Concepción, había además una escuela nocturna, sostenía por la Progresista
En cuanto a los maestros no oriundos de La Vega, sirvieron en esta ciudad; el santiagués Pedro M. Archambault, el capitaleño José María Vallejo, ambos santiaguenses, y la también capitaleña doña Reimunda Castro viuda Noboa, quien se radico definitivamente en la ciudad novia del Camú y tuvo el privilegio de ser la madre de los fundadores del periódico El Esfuerzo, primer vocero vegano.