usolis4587@gmail.com

Noticias breve

Loading...

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

15 de feb. de 2009

Un Poeta Social más allá de su Tiempo, Rubén Suro (1916)

Un Poeta Social más allá de su Tiempo, Rubén Suro (1916)
Por Ubaldo Solis
Nació en La Vega el 13 de junio de 1916. Fue la voz más destacada del grupo «Los Nuevos». Como sus demás compañeros, no pudo sobreponerse al afán de originalidad que los abrumaba
. El, sin embargo, al recurrir a las formas tradicionales contrariando así los principios que sustentaban como grupo, fue el único que pudo aflorar, aunque fugazmente, con poemas de rebuscada gracia y finura,
Cayendo de lleno en la poesía popular con la «Rabiaca del haitiano que espanta mosquitos» y otros poemas criollitas que causaron grata impresión, y cuyos antecedentes podrían encontrarse en algunas décimas de Juan Antonio Alix
. La labor poética de Suro resultó seriamente afectada con la desintegración de Los Nuevos, silenciándose su voz que pudo haber llenado un papel más importante en el campo de nuestras letras.
Quedan, en cambio, dentro de la brevedad de su obra, fermentos e inquietudes que hirieron la conciencia política de su tiempo, hasta el punto de haberse producido un escándalo alrededor de su poema «Proletario» debido a las implicaciones sociales que contenía, y que con el correr del tiempo habrían de convertirse en realidad.
Fue éste un poema donde el autor se sintió arrebatado por visiones proféticas. En ello reside su mérito principal. La poesía de Suro ha tomado distintos rumbos sin perder su raíz original; así lo vemos apegado a cierto purismo idiomático combinándolo con giros de humor vernáculo teñidos de costumbrismo.
Es abogado y profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Fue diputado al Congreso Nacional y Director General de Bellas Artes. Ha ocupado cargos en el Servicio Diplomático.
Obra publicada:
Poemas de una sola intención (antología preparada por Pedro Conde, 1984
Suro, un poéta de largos silencios, unas de las voces más interesantes de la literatura dominicana del siglo XX. Su obra de un talento literario de primer orden, permanece casi olvidado, desconocido para la actual generación de esta nación

Figura preeminente en el grupo literario “Los Nuevos” del cual fue su fundador, creado por el 1936, en la ciudad de La Vega, disuelto por la tiranía Trujillista, ésta agrupación de jóvenes intelectuales veganos, dio especial énfasis a la poesía social y negroide,

Y entre sus principios sustentaba el afán de originalidad y la ruptura de los moldes tradicionales, a lo que se añdia una notoria tendencia al ideal americanista recogido por le Postumismo, con el cual Los Nuevos, tenían mucho en común (cita. Manuel Rueda y Lupo Hernández Rueda, Antología Panorámica de la Poesía Dominicana Contemporánea, Pág. 109 y 110.)

En 1939, Los Nuevos, fundaron una revista homónima que tuvo una efímera existencia, en ella publicaron su declaración de principios con una especie de decálogo estatutario tragicómico

Rubén Suro, un poeta independiente que no debe ser encuadrado en grupo alguno, sino más bien en una tendencia poética. La Poesía Social

En la actualidad resulta fácil y conveniente darse aires de poeta social y cosechar los laureles pertinentes a la moda; por lo que es conveniente distinguir entre la verdadera poesía social y aquélla que corresponde a posesiones sdnobistas.

Como lo afirma el crítico Italiano Walter Binni, el cual consideraba que el proceso de gestación de una obra consiste, esencialmente, en la tramutación de determinadas experiencias histéricas-culturales en determinadas formas de tensiones y voluntad artísticas.
De ahí que la concepción poética de un artista esté relacionada en muchos aspectos con la total concepción de la vida y sus valores.

Poética, expresaba, significa la voluntad de poesía o la tensión hacia la poesía de la experiencia total de un autor en una determinada época o período histórico (ct. Water Binni, Poetica Crítica e Storia Litteraria)
PROLETARIO.
Tus músculos se cansan, se agota tu sudorsiempre la misma historia ¡ triunfa tu explotador!Esclavo resignado, no sabes lo que hacery eres un nuevo Cristo: ¡ el Cristo del taller!Y yo que te presiento en mis limpias mañanas.Rebelde visionario, rompedor de sotanas;pródigo en inquietudes, hecho de " rojo" cuño,¡qué igual tumbas un ídolo que levantas su puño!Con impaciencia espero que en tu pobreza extrema,sea sonrisa mansa se cambie en anatema.Seguro que no ignoras que un surco es cada antilla,están a ti abiertas,¡ tú eres, la semilla!¡Aguardas al Mesías, que aunque lo crean utópico,saldrá un Kart Marx de América o algún Lenin del Trópico!Acércate y escucha, que es bueno que lo sepas.¡Londres será un desierto y Wall Street una estepa!¡Ah! entonces tus dólares se irán al precipicio, ¡y los que te engañaron verán su " día de juicio"Poeta y proletario.... comunistas empeños nos unen en la senda tras realizables sueños¡¡ tú con el jornal largo y más corta la hora,yo, con que daca lira sea una ametralladora!!De Ruben Suro escrito en 1939.en la ciudad de La Vega.Es el primer poema escrito en República Dominicana donde se utiliza una terminología propia del vocabulario marxista, aparece publicado por en la primera edición de la " Antología Poética Dominicana de Pedro René Contin Aybar de 1940, y suprimidas en las anteriores por disposición de Trujillo


LOS NUEVOS.
Grupo literario fundado el 5 de marzo de 1935, en La Vega. Sus principales integrantes fueron: Rubén Suro, Mario A. Concepción, Luís Manuel Despradel, Van Elder Espinal (asesinado durante la tiranía de Trujillo), Manuel Batista Clisante, Darío Suro, Arturo Carventi hijo, Julio Cesar Martínez, Oscar Moya, Manuel Sánchez Acosta, José A. Rodríguez, Mario Bobea Billini y Ramón A. Espinal. Pero la figura principal, y por quien Los Nuevos pasaron a ocupar un lugar importante en la historia de la poesía dominicana del siglo XX, fue Rubén Suro. La Vega ha sido, a través de su historia, un importante foco de la vida cultural del país. Ese hecho favoreció la aparición de un grupo tan heterogéneo como Los Nuevos, en el que se reunían y participaban en sus actividades, músicos, pintores, periodistas, escritores e intelectuales veganos. Sin embargo, el provincialismo impidió una mayor proyección nacional e internacional del grupo debido a que en la República Dominicana la literatura escrita por el escrito-res provinciano ha sido siempre vista con menosprecio y recelo por los escritores capitalinos. Directa o indirectamente, Los Nuevos fueron víctimas de ese menosprecio, sobre todo cuando intentaron su expansión a otras áreas de la geografía nacional. Eso hizo forzó a muchos de ellos a abandonar el quehacer artístico y, en consecuencia, el grupo se debilitó rápidamente hasta desaparecer. A pesar de que el nombre de Los Nuevos sugería intrínsicamente un rechazo a sus antecesores inmediatos, los postumitas, tal cosa no sucedió. Por el contrario, Moreno Jiménez fue una especie de guía espiritual para ellos. La relación entre postumitas y nuevos más que de antagonismo, fue de cooperación e intercambios. Rubén Suro ha admitido que Moreno Jiménez fue una especie de Cicerón para el grupo. Los Nuevos ayudaron a Moreno Jiménez tanto en la distribución y venta de sus libros como en la divulgación de la obra de éste. A cambio, se nutrieron de los consejos y lecciones que el "Sumo Pontífice" ofrecía al grupo. Tuvieron su propio medio de difusión llamado, también, Los Nuevos. Primero en forma de periódico; luego, en formato de revista. Usaron como distintivo un mapa de América que proyectaba rayos luminosos hacia diferentes lugares. Además, escribieron un conjunto de diez normas disciplinarias que denominaron Decálogo. El decálogo no fue concebido como la declaración estética de Los Nuevos. Más bien se trataba de reglamentaciones internas que trazaban pautas de comportamiento al grupo. Más que un manifiesto, era un documento estatutario. A diferencia de los postumitas y verdinosas, Los Nuevos revistieron su poesía de una in-cuestionable preocupación político-social. Sobre todo Rubén Suro quien, aún manteniendo en muchos casos la métrica y la rima tradicionales combatidas por Moreno Jiménez a través de las innovaciones postumitas, introdujo nuevos matices en la poesía dominicana, particular-mente a la de tema negro. A pesar de que Los nuevos no llegaron, como los postumitas, a influenciar en las generaciones que les sucedieron, el matiz social de su poesía marcó el fin del conservadurismo ideológico de la poesía dominicana de la primera década del siglo XX.

Fuente consultada.
Rubén Suro.
Poemas de una Sola Intención, Recopilados y anotados por Pedro ConteEditora Taller, marzo 1978, primera edición,