usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

26 feb. 2009

Vida y obra del ingeniero Zoilo Hermógenes García (Mogito)


Vida y obra del ingeniero Zoilo Hermógenes García (Mogito)
-Aportes a la aeronáutica mundial-"Desde ICARO hasta los hermanos Wright y de los hermanos Wright hasta elIng. Zoilo Hermónes García, Mogito"*Conferencia del Dr. Reynolds Jossef Pérez Stefan impartida en la "Biblioteca Don Pedro Mir", de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, auspiciada por la Asociación Nacional de Pilotos de la República Dominicana y el Instituto Postal Dominicano, con motivo al 126 aniversario del nacimiento del Ing. Zoilo Hermógenes García, y la puesta en circulación del "Mata Sello Conmemorativo" en su honor.La Vega; 17-Diciembre-2007.República Dominicana.Muy buenas noches damas y


, autoridades académicas, autoridades civiles y militares, a todos los miembros de la gran familia aeronáutica dominicana, a los pilotos aquí presentes, familiares del Ing. Zoilo Hermógenes García, con especial atención a su hijo Tirso García, el Icarito dominicano, hijo del Dédalo vegano y a su hija Doña Triana García.El célebre pacifista, luchador en contra de la discriminación racial y pastor norteamericano, Martin Luther King dijo: "El hombre aprendió a volar como las aves, sin ser un ave, también aprendió a nadar como los peces, sin ser un pez; pero es increíble, que nunca ha aprendido el precioso arte de vivir en paz y en armonía con los demás".Si nos remontamos en la antigua mitología griega, nos encontramos que el hombre siempre tuvo la intención de volar como las aves, como una realización suprema para poder conocer mejor el misterioso e infinito universo, y así pues, poder llegar más próximo donde habita Dios. Nos cuenta la mitología griega que Icaro era hijo del gran arquitecto Dédalo, este a su vez era un afamado e ingenioso constructor de monumentos en el laberinto de Creta. Un día, fue encarcelado junto a su hijo, en una fortificada torre en Creta, por el temido rey y soberano de la isla de Minos.Dédalo, procura escapar de la prisión, no pudiendo hacerlo por agua, ya que los mares estaban bien custodiados por naves que llevaban a bordo decenas guerreros leales al rey de Minos. Dédalo muy sabio, decide trabajar duramente en la construcción de cuatro alas - dos para él y dos para su hijo Icaro, - quien a la sazón era muy joven. En la construcción de estos revolucionarios aditamentos para volar, Dédalo une las plumas grandes de cada ala con fuertes ataduras con hilo y las pequeñas la pega con cera.Este primer piloto de la humanidad le advierte a su hijo que no debía volar muy alto ya que el sol derretiría sus alas y si volaba muy bajo, las olas de mar mojarían sus plumas y se destruiría su compactación. Cuando ambos logran escapar sigilosamente de la isla de Minos, lo hacen riesgosamente, lanzándose por el laberinto de Creta - donde todo había salido muy bien - hasta que Icaro su imberbe e ingenuo hijo, se emociona mucho con el vuelo, elevándose tanto y tanto, fruto de la emoción; que sus alas de cera sorpresivamente fueron derretidas por el calor del sol y este se precipita al mar, donde al caer muere ahogado. Este fue el primer accidente aéreo de la humanidad, aunque sea una narrativa mitológica. Muy triste Dédalo por la tragedia sucedida, pudo llegar sano y salvo a Sicilia, quedando bajo el cuidado del rey Cócalo, donde construye un templo en honor al dios Apolo y allí colgó sus dos alas como una sagrada ofrenda y reverente tributo ante la magnánima divinidad. El mito de Icaro es un tema apasionante, que bien aborda la relación del padre con el hijo, inspirado en el buen consejo del progenitor y la motivación a la obediencia que debe contemplar sus vástagos para que le vaya bien en sus días futuros. Otro significado es la continua lucha del hombre de llegar más lejos de lo que nuestras capacidades y fuerzas nos permiten. Ahora pasamos en un túnel del tiempo, desde el escenario mitológico, hasta el primer hecho histórico registrado del bello arte de volar; ya que el hombre sobre el planeta Tierra, tenía millones de años observando curiosamente, como lograban las aves volar con tan sólo mover sus alas con su plumaje. El primer paso que dio el hombre fue volando cometas o "chichiguas", miles de años antes de Cristo en la antigua China, estando los primeros pilotos en la tierra y con el objeto volador en el cielo controlado por un largo cordón o hilo seda oriental.Eran los hermanos Orville y Wilbur Wright dos reputados fabricantes de bicicletas de finales del siglo XlX en los Estados Unidos. Estos jóvenes de gran genialidad habían tenido una extensa experiencia fabricando y volando globos de helio como un novedoso método para volar sin motor.El 17 de diciembre del año de 1903, por primera vez los hermanos Wright pudieron remontar un aparato que era más pesado que el aire, se trataba de un biplano, una máquina movida por fuerzas propia, y capaz de volar sin perder gran velocidad. El objetivo de crear un aparato volador estaba más idealizado, para transportar las correspondencias del servicio de correo postal americano, que para trasladar pasajeros de un lugar a otro.Ya para finales de siglo XlX estos dos inventores norteamericanos habían trabajado durante largo tiempo en la construcción del motor de combustión interna, sumándoles a este proyecto su vasta experiencia volando globos, permitiéndoles así unir estos elementos científicos y físicos bajo un nuevo nombre, de una revolucionaria máquina voladora que sorprenderían al mundo en los albores del siglo XX y que al paso de los años, le cambiaría el curso a la humanidad en el renglón de la transportación. Otra referencia histórica importante que al paso de los años ha producido muchos debates y pruritos sobre todo en los Estados Unidos, es la destacada figura que no podemos ignorar, la del brasilero Alberto Santos Dumont, quien fue el primer hombre en despegar a bordo de un avión impulsado únicamente por un motor aeronáutico en el año de 1906. Los hermanos Wright logran diseñar y fabricar un avión controlable, que fue capaz de planear en un corto vuelo, impulsado con ayuda de una catapulta externa. Dicho avión nunca fue capaz de volar por si sólo. Entre los dos hermanos Wilbur y Orville Wright, fue este último el que fungió como el capitán del vuelo y principal del proyecto aeronáutico. Fue la fecha de su primer vuelo el 17 de diciembre de 1903, en Kitty Hawk, a bordo del (Flyer -1). Este heroíco despegue y vuelo se hizo a escondidas y sin testigos, con fines de evitar posibles plagios. Ellos no hicieron público su revolucionario invento hasta el año de 1906. Esto aconteció poco después del vuelo del brasilero Santo Dumont, quien tenía muchos años radicado en París, Francia, cuando logra su hazaña. Nunca se han aportado fehacientes pruebas sobre la fecha y resultados del vuelo crucial que tuvo un recorrido record de 786 metros cubierto en un periodo de tiempo de 59 segundos. Tenía un propulsor con 4 cilindros de 12 h/p., refrigerado por un líquido que se movía a través de una transmisión en cadena y con una pareja de hélices expulsoras. Hoy por hoy, así como la humanidad fue dividida radicalmente por dos doctrinas políticas, llámense – Capitalismo vs. Comunismo – también ha sido dividida por las dos doctrinas religiosas más influyentes de la humanidad, llámense – Cristianismo vs. Islamismo – de esta misma manera, la ciencia y el arte de la aeronáutica mundial, también hoy las opiniones están fragmentadas entre un péndulo que intenta hacer un justo equilibrio, soportado sobre el inflexible eje que se balancea en el peso de la justicia histórica, el que sobrelleva desde hace una centuria misteriosa - el silencio entre dos supuestas verdades que se contraponen - cuando en realidad hay una sola. La gran pregunta que hoy nos hacemos con la venia de los aquí presentes, es la siguiente: ¿Quién fue el primero en volar, Alberto Santos Dumont o los hermanos Orville y Wilbur Wright?. Parece hoy estar todos presentes ante la "Sinfonía Inconclusa" de la autoría del genio sordo de Bonn, Ludwing Von Beethoven. Todo variaría si le hacemos esta pregunta a un brasilero, o a un norteamericano, o tal vez a Osama Bin Laden, que en el tiempo se ha encargado de mancillar tan gran invento para la humanidad, convirtiéndose en un cazador furtivo de aviones, en vez de camellos. Pues bien, todo depende del color del prisma en que lo miremos. Ya ha pasado un siglo y aún no nos ponemos de acuerdo, pues nos veremos compelidos a otorgarle esa primicia a una leyenda griega, personificada en los personajes mitológicos de Dédalo y su hijo Icaro. A manera de broma traigo esta cita: "Un niño muy inteligente, sorprende a su profesor cuando en la escuela le hace la siguiente pregunta: ¿Profe, verdad que en los tiempos de Jesús habían pilotos?. ¡El profesor sorprendido por la ingenua pregunta, un poco rubicundo, le contestó categóricamente que no, hijo mío estás hablando de algo imposible!. El niño no se hizo esperar y rápidamente le dijo: ¿Quién fue Poncio el Piloto? El maestro rebozado de sonrisa le dijo, no es Poncio el Piloto - sino Poncio Pilato quien fue el que juzgó a Jesús. Damas y caballeros, amigos y amigas todos y todas, podría ser este último el agraciado con esta distinción, de no ponernos de acuerdo en esta noche. Ya concluyendo con la parte introductoria de la conferencia, nos avocamos a tratar el tema para lo que fui convidado por el Capitán Pedro Domínguez, Presidente de la Sociedad Nacional de Pilotos Dominicanos, invitación que la acepte con inmerecida honra por parte de mi modesta persona. Debo decir sin temor a equivocarme que son los pilotos las personas que por espacio físico están mas cerca del Creador del Universo, sólo se le supera, cuando un cristiano se arrodilla en oración con un corazón humillado, cuyo clamor recorre miles de galaxias en fracciones de segundo. Entrando ahora en el tema central el cual versara sobre "la Trascendencia de la obra del Ing. Zoilo Hermógenes García y Peña" debemos precisar que este legendario hombre parece también haber sido engendrado entre las entrelazadas madejas conformadas por el heroísmo y las soñadoras fábulas de la mitología griega, ya que al paso de los años - con la fuerza telúrica de Hércules - quebró con su genialidad los barrotes del ostracismo intelectual de su época, al haber nacido en Santo Domingo, en el Archipiélago Mayor del las islas del Caribe, en una época, donde nuestra geografía sólo evocaba, una inhumana explotación por parte del colonialismo europeo y las tratas de negros, como un desmedro a la igualdad de razas. Nacido un 21 de diciembre del año de 1881 en la Villa de la Concepción de La Vega Real, la eterna novia del río Camú, justamente cuando la nación dominicana abría sus pueriles y frágiles pétalos en los albores de la Segunda República. Fueron sus padres el acaudalado comerciante vegano, pionero urbanizador, político y militar, el Gral. Zoilo García y fue su madre la señora María Dolores Peña "Maruca". Sus otros hermanos fueron Zoila que fue la mayor, Zoilo Hermógenes que fue el segundo y Rafael, apodado como "Fello", quien fue el tercero, este último se dedicó a la música, ejecutaba magistralmente el clarinete y fue director de la Banda de Música, años previos al Prof. Rafael Martínez Alba. El Gral. Zoilo García por sus grandes dotes de humanista y de servicio caritativo, desarrollado por largos años en esta ciudad cibaeña, merecidamente le llamaron: "EL PADRE DE LOS POBRES VEGANOS". Llegó a ser uno de los principales productores de tabaco de la República Dominica, principalmente era exportador para Inglaterra y Alemania. Tenía su producción tabaquera estricto control de calidad, llevaban la reconocida marca "Z.G." que eran las iniciales mayúsculas de su nombre. Al hacer el Gral. Zoilo García intercambio comercial con múltiples empresas de Europa, muchos de sus pagos lo depositaban en cuentas personales a su nombre, en reputadas instituciones bancarias de estos países, logrando así disponer por medio de estas transacciones financieras, dinero para el pago de las universidades de muchos sus hijos radicados temporalmente en Francia mientras cursaban sus estudios. A la muerte de Don Zoilo García, quisieron comprar su reconocida marca varias empresas importadora de tabaco en Inglaterra - pero su viuda Carolina Almanzar se negó - por miedo a que pudiera desprestigiarse la calidad del producto de exportación y en consecuencia, sentir la sensación de que se le iba a faltar a la regia memoria de su esposo. El Gral. Zoilo García, padre de "Mogito", en una segunda oportunidad había contraído nupcias con la prestigiosa dama Carolina Almánzar, procreando dos hijos, Héctor y Armida, esta última fue la primera mujer dominicana en graduarse de Doctora en Medicina en el extranjero y en hacer una especialidad Obstetricia. Realizó sus estudios en Francia y Bélgica. Héctor estaba estudiando Derecho en Francia, profesión que nunca pudo terminar a pesar de estar en su fase final, ya que le sorprendió la Primera Guerra Mundial y tuvo que regresar junto a su hermana Armida García a la República Dominicana. Parece ser, de todos los hijos de Don Zoilo, fue el que más disfrutó de la vida citadina y en especial la agitada actividades nocturnas de la cautivante metrópoli de París. Siempre se le reconoció en La Vega, como un bailador de tango inigualable. Acostumbraba a pasear en coche junto a su buen amigo Pedro María Harvey, abogado de profesión, quien también hablaba francés; aprovechaban estas rondas citadinas por las polvorientas calles de La Vega, para ir bebiendo vino, platicando placidamente en el idioma francés; para que el cochero, ni el caballo entendieran todas las petes que decían en contra de Trujillo. Años después el Lic. Harvey fue asesinado por la satrapía de Trujillo, sin aparecer nunca su cuerpo. Otro gran amigo que le acompañaba en su tertulia rodante lo fue el Sr. Manuel Batista. Entonces es preciso destacar en este ejercicio genealógico, que Héctor y Armida eran hermanos de padre del Ing. Zoilo Hermógenes García, "Mogito". El Gral. Zoilo García fue el fundador de la urbanización Villa Carolina, llevando este nombre en honor a su esposa. Cuando ella queda viuda al paso de los años contrae matrimonio con el sublime poeta de fama internacional Fabio Fiallo, quien se radica en La Vega haciendo grandes aportes culturales y educativos. Es interesante destacar el fuerte carácter y el espíritu batallador del Gral. García, condición que le favoreció para que a temprana edad se ganara el respeto de todos. Era hijo natural de Gregoria García "Mamá Llita", razón por lo que él llevaba el apellido de su madre. Ella era una mujer mulata, de gran estatura, obesa, de facciones ordinarias, pero de pelo lacio. Su padre fue el Sr. Manuel Lora quien nunca quiso darle el apellido, hasta pasar muchos años, donde el joven se va destacando como un gran ciudadano y va logrando muy buena posición económica. Un día inesperado, se le apareció su padre para ofrecerle el uso de su apellido. El Gral. García le dijo con mucho dolor y orgullo: "muchas gracias Sr. Lora, ya yo no lo necesito". El Gral. Zoilo García era muy amante del juego de gallos. Un día partió hacia la gallera junto a uno de sus mejores amigos - el señor Eladislao Fernández - mejor conocido como "Don Laito". Cuando estaban en pleno fragor del deporte del pico y la espuela, súbitamente se armo una acalorada discusión entre los dos grandes amigos, llegando hasta pelear, rompiendo temporalmente tan noble amistad. Desde ese día juró nunca jamás volver a una gallera, ya que decía: "un amigo vale más que un gallo