usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

30 abr. 2009

LOS RELLENOS SANITARIOS

LOS RELLENOS SANITARIOS

Son lugares del sitio final de los desechos sólidos urbanos con la finalidad de no dañar el Medio Ambiente y la Salud Pública, un concepto muy diferente de lo que son los vertederos por el uso de tecnología que va más allá del simple enterramiento de la basura, consistente en depositar los desperdicios en el suelo, esparcirlo y se compactan reduciendo su volumen y luego se cubren con tierra y se comprimen de nuevo.
Un depósito de esta naturaleza involucra planta de tratamientos de líquidos percolados (sustancia que producen los desperdicios), centro de tratamiento del gas que se desprende de los mismos desechos y sistema encargado de tratar los olores.
El relleno sanitario, cuando termina su vida útil, comienza un complejo proceso de cierre y reinvención del área utilizada. Se tratan todos los efectos que el antiguo relleno pudiera provocar, culminando la inserción en la creación de un área verde en toda la superficie.

Hay varios tipos de relleno sanitario:
A) con o sin trituración,
B) con o sin compactación de lixiaviados,
C) con o sin selección previa
D) con o sin recuperación de gases.

El método de construcción y la secuencia de la operación están determinados por la topografía del terreno escogido como también la fuente de material de cobertura.
El terreno donde se construye se divide en secciones llamada celdas, en cada celda se deposita una capa de basura de dos metros de espesor y luego se cubre con tierra. Cuando una celda se llena, se deposita en la siguiente. Entre celda y celda debe haber un espacio de unos 15 cms. y cuando todas las celdas han sido ocupada se cubre toda la superficie con una capa superficial de tierra de un espesor de unos 60 centímetros.

La manutención de un relleno sanitario requiere de varias medidas para su eficiente desempeño que son la siguiente.
Supervisión constante, mientras se vacía, recubre y se compacta la basura, para mayor seguridad hay que tener una persona responsable de su operación y mantenimiento.
Control y drenaje de percolados y gases para mantener las mejores condiciones de operación y proteger el ambiente.
Es fundamental el cubrimiento diario, con una capa de 10 a 20 cms, de tierra o material similar, es recomendable arena o arcilla.
La compactación de los desechos sólidos es preferible en capas de 20 a 30 cms.
Desviar aguas de escorrentía (lluvia), para evitar su ingreso al relleno sanitario.
El cubrimiento final de unos 40 a 60 cms. de espesor , se efectúa integración con el paisaje natural siguiendo la misma tecnología q1ue para la cobertura diaria, debe realizarse de forma tal que sostenga vegetación para lograr una mejor .

Uno de los temas fundamentales en que se debe poner hincapié al momento de hablar de un relleno sanitario, es el de los líquidos percollados, los cuales se producen a partir de la descomposición o putrefacción natural de la basura. Este proceso produce un liquido mal oliente de color negro, conocido como lixiviado o percolado muy parecido a las aguas residuales domesticas, pero mucho más concentrado. Es importante hacer notar que las aguas de lluvia que atraviesan las capas de basura aumentan su volumen en una proporción mucho mayor que la que producen la misma humedad de los desechos , de ahí la importancia de interceptar y desviar las aguas de escorrentía y pequeños hilos de agua ante del inicio de la operación,, puesto que si el volumen de este liquido aumenta demasiado, puede causar no solo problemas en la operación de relleno sino también contaminar las corrientes de agua, nacimiento y pozos vecinos.
Cuando el área promedio de rellenar no es muy grande, el volumen de líquidos no es muy grande, por lo que se puede optar por infiltración en el suelo, dado que el paso del tiempo, ,la carga contaminante de los lixiviados disminuyen una vez terminado el relleno.
Además, el suelo actúa como un filtro natural. No obstante, para proteger las aguas superficiales y subterráneas, se debe tomar las siguientes precauciones.
♦- Verificar que las aguas subterráneas y superficiales cercanas no estén siendo utilizadas para consumo humano.
♦-Establecer una altura mínima de 1 a2 metros, dependiendo de la característica del suelo, entre la parte interior del relleno y el nivel de agua subterránea
♦-Tratar de contar con un suelo arcilloso o en su defecto impermeabilizar la parte interior mediante una capa de arcilla de 30 a 60 cms.
♦-Interceptar, canalizar y desviar el escurrimiento superficial y los pequeños hilos de agua. a fin de reducir el volumen del liquido percolado, y de mantener en buenas condiciones la operación del relleno.
♦-Construir un sistema de drenaje para posibilitar la recolección del liquido percolado y facilitar su posterior tratamiento en caso necesario.

Otro factor importante son los gases, debido a que la descomposición natural o putrefacción de los desechos sólidos, no solo producen líquidos, sino también gases y otros compuestos. La descomposición natural o putrefacción de la materia orgánica por acción de los microorganismos presentes en el medio, ocurre en dos etapas: aerobia y anaerobia.

Aerobia: es la etapa en la que el oxigeno está presente en el aire contenido en los intervicios de la masa de residuos enterrados siendo rápidamente consumido.

Anaerobia: en cambio, es la que predomina en el relleno sanitario y produce cantidades apreciables de metano (CH4), y dióxido de carbono ( CO2), así como otros gases de olor repugnante como el acido fluorhídrico (H2S), amoniaco (NH3) y mercaptanos.

El gas metano

reviste el mayor interés porque a pesar de ser inodoro( sin olor), es inflamable y explosivo y se encuentra en el aire en una proporción de 5 a 15 %, en volumen, los gases tienden a acumularse en los espacios vacíos del relleno, aprovechan cualquier fisura del terreno o permeabilidad de la cubierta para salir, pudiendo originar altas concentraciones de metano con el consiguiente peligro de explosión en las áreas vecinas.
Por lo que es necesario llevar a cabo un adecuado control de la generación y escape de estos gases. Para el control de los mismos se pueden construir un drenaje vertical en piedras, colocados en diferentes en diferente punto del relleno sanitario, para que estos sean evacuados a la atmósfera. Como el gas metano es combustible, se puede quemar simplemente encendiendo fuego en la salida del drenaje una vez concluido el relleno sanitario. También se puede aprovechar este gas como energía. Es importante apuntar que el aprovechamiento del gas metano con proporciones comerciales, solo es posible en relleno sanitario que reciben más de 200 toneladas por día y siempre que las condiciones locales así lo ameriten.

LAS VENTAJAS DE UN RELLENO SANITARIO.

♦ El relleno sanitario es un método completo y definitivo para la eliminación de todo tipo de desechos sólidos.
♦ Evita problemas de cenizas y de materiales que no se descomponen.
♦ Tiene bajos costos de operaciones y mantenimiento.
♦ Genera empleo para mano de obra no calificada.
♦ Puede ubicarse cerca del área urbana, reduciendo los costos del transporte, facilitando la supervisión de la comunidad.
♦ permite utilizar terrenos considerados improductivos, convirtiéndolo luego en parques o campos de juegos.

Fuente. Revista Los Municipios. Núm. 1, 2005

Ubaldo Solís
usolis4587@gmail.com
usolis10@yahoo.es
www.desdelacomunidad.elpais.com/usolis4587
www.lacoctelera.com/uval
www.desdelavegard.blogspot.com