usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

20 abr. 2009

Pensador vegano dejó inéditas 46 obras filosóficas

Pensador vegano dejó inéditas 46 obras filosóficas
Fuente
Articulo de la autoría de J. Agustín Concepción
Publicado en la Revista ¡AHORA! No. 546 del 29 de abril de 1974
Un pensador vegano que residió interrumpidamente diecisiete años en París-Francia dejó al morir unas 46 abras inéditas, después de publicar allí en idioma francés, una biografía titulada Ulysse
El autor de la biografía, editada a fines del siglo XIX, fue el bachiller Luís Abelardo García, quien en un volumen de 500 páginas glorifica a Ulises, famoso rey de Itaca y héroe principal del sitio de Troya, ya ante inmortalizado por Homero en la Odisea y la Ilíada. Las 46 obras que dejó escritas García, quien era hijo del potentado vegano general Zoilo García y de la señora María Peña (Maruca), son de carácter social y filosófico
Entre los hermanos de Luís Abelardo, se contó el ingeniero Zoilo Hermógenes García (Mogito) inventor del poliplano. Cuatro de hijos de don Zoilo cursaron estudios en Europa. Fueron ellos: los Hermanos García Peña, Luís Abelardo y Zoilo, así como Armida y Héctor García Almanzar estos últimos procreados con su esposa Carolina Almanzar Espina. Armida, se matriculó en la universidad de Bruselas, donde obtuvo título de doctora en Medicina. Fue la primera médica vegana.
Héctor no terminó sus estudios ni tampoco hubo terminarlos Luís Abelardo, este había hincado el doctorado en medicina y lo interrumpió al sobrevenirle la enfermedad metal que lo acompaño hasta la tumba.
Felicitaciones de Heureaux. A raíz de la publicación de Ulusse ou histoire d´ un héroe et amooureaux- tal era el título de la obra de Luís Abelardo, - don Zoilo recibió una felicitación del Presidente Ulises Heureaux. Copia de esta felicitación a su delegado en el cibao reposa en el Archivo General de la Nación, como parte de los legajos del copioso epistolario lilisiano
Dada la cuantiosa de las obras que dejó inéditas aquel ignorado intelectual dominicano, forzoso es admitir que es el más fecundo escritor vegano de todas las épocas. Con motivo de la aparición de Ulises, fue publicado en el periódico El Pueblo, de La Vega, en edición número 168, del 15 de mayo de 1899, un juicio calzado con el seudónimo S.
El autor del comentario dice que ´´ el libro de Abelardo puede ser una biografía, unas relación romántica de la vida y también unas exposición de ideas, de sistemas filosóficos y de crítica histórica´´
Agrega que el autor (García) procura desvanecer de la mente del lector, toda idea que pueda confirmar la suposición de que su obra sea el relato de los hechos de ningún personaje verdaderamente histórico, aunque inclinándose a convencernos de que el tipo del personaje que nos presenta y de los que lo han acompañado en la marcha de su jornada vital son nada menos que el símbolo de la personificaciones humanas que pueden suministrar, en el drama de las acciones, datos sentenciosos y críticas a la filosofía de la historia de todos los países y de todos los tiempos
Recalca el autor del juicio que la obra de García ´´ sorprende agradablemente por su novedad y sencillez.
El autor explica. En el Epílogo, explica Luís Abelardo que ´´ nuestro héroe no ha existido jamás, y su patria no tiene puesto ni lugar geográfico determinado en la superficie de nuestro globo. Y adelante advierte el pensador dominicano ´´ La vida de nuestro héroe solo ha sido la personificación de un bello ideal, una concepción de mi espíritu, es la encarnación digna y gloriosa de todo buen ciudadano que, sabio, heroico y partidario de la armonía social, amante de la gloria, y habiendo nacido en una patria cautiva, fanática e ignorante, se propones procurar la libertad política, la tolerancia religiosa y todos los bienes que resultan de la civilización moderna
Por otra parte, el autor del juicio reproducido en el antiguo vocero vegano de los hermanos Bobea expresa que ´´ sería tarea superior a nuestro propósito dar a conocer aquí con todos sus pormenores el argumento del libro de D. Abelardo García y el vasto plan de que servido para desenvolver las teorías y los sistemas dentro de un cuadro interesante, hasta el punto de que recorre el lector las quinientas páginas de la obra sin experimentar la menor fatiga y sin que decaiga nunca el interés´´
Murió loco. Con motivo de la muerte del idealista vegano el periódico EL Radical, de Santo Domingo, en su edición del 5 de febrero de 1914, consignó que fue un excelente dominicano que pasó por la vida sin ruido, pero que consagró su corta existencia al estudio filosófico y social, dejando a la posteridad un apreciable acervo de conocimientos, productos de su mentalidad vigorosa
El Listn Diario dio cuenta de la muerte en el siguiente suelto que insertó en su edición del 3 de febrero de 1914
´´ El día 27 de enero próximo pasado dejó de existir en La Vega el ilustrado señor Luís Abelardo, victima de una penosa enfermedad cerebral que en los últimos días de su vida se agravó con la fiebre epidémica que azota a los veganos.
´´ Luís Abelardo vivió 17 años en París donde cursaba las ciencias del doctorado en medicina, y donde escribió y publicó su obra Ulises en francés.
´´ Al morir dejas inéditas 46 obras de índole social y filosóficas. Vida intelectual, contraria a la debilidad de su organismo, fue el grave padecimiento que apagó el brillo de su gran mentalidad y abismó su porvenir en un triste acoso
Acerca de Luís Abelardo García, lo único que conoce el vegano común es que este esclarecido compromisario murió loco.
Existe la versión de que enloqueció no porque escribiera 46 obras, sino por no poder completar las 50, y no las completó- según la misma versión- por una calumnia que urdió en su contra y que culmino en el retiro de la subvención que le llegaba a París enviada por su rico progenitor