usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

4 sept. 2011

LA REINA HATSHESPUST MURIO DE ENCENENAMIENTO

La loción dermatológica que la reina usaba para la dermatitis contenía una mortal sustancia cancerígena.

En mayo de 2007, Zahi Hawass, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, anunció lo que, a su juicio, era el descubrimiento arqueológico más importante desde el hallazgo de Tutankamón, en 1922. Expertos habían identificado una momia en la tumba KV60 del Valle de los Reyes como Hatshepsut, una de las más grandes faraonas del antiguo Egipto.

La momia, que se encontraba en el suelo de la sala funeraria junto a su nodriza, fue sometida a escáneres que probaron su identidad y la causa de su muerte: cáncer.

Hoy, 3.500 años después de su deceso, expertos creen que una loción dermatológica pudo haber generado su enfermedad.

No era un perfume

En el Museo Egipcio de la U. de Bonn existe una pequeña botella que perteneció a la faraona y que por tres milenios y medio permaneció cerrada. "Siempre pensamos que se trataba de un perfume", dice a La Tercera Michael Höveler-Müller, quien encabezó la investigación que analizó químicamente su contenido.

Los análisis arrojaron que la botella en realidad tenía una loción dermatológica o un medicamento para el tratamiento de los eccemas que sufría Hatshepsut, producto que aparentemente la soberana usó por muchos años.

La loción tenía palma, aceite de nuez moscada, poliinsaturados para aliviar enfermedades de la piel y benzopireno, hidrocarburo aromático altamente cancerígeno. Los expertos alemanes sospechan que este mortal componente pudo desencadenar su cáncer y, finalmente, su muerte. "Es un hecho que una parte del contenido es altamente tóxico y que su continua utilización le provocó cáncer. Sabemos que Hatshepsut tenía cáncer y tenemos una buena razón para creer que la fuente de su enfermedad pudo ser el contenido de esta botella", dice Höveler-Müller.

Su exitosa identificación

Hatshepsut fue identificada correctamente luego de someter su cuerpo a un escáner, en 2007. El examen mostró la ausencia de una pieza molar en su mandíbula, de la que sólo quedaba una raíz. La pieza fue comparada con una muela encontrada en un vaso funerario en su sepulcro por un odontólogo forense, quien determinó que la raíz y la pieza dental hallada en el vaso coincidían. La momia era Hatshepsut, famosa faraona que ocupó el trono entre 1479 y 1458 a.C.

por Patricio Lazcano

Fuente: http://diario.latercera.com