usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

24 ago. 2009

FRAY RAMON PANÉ: PRIMER CATEQUISTA DE AMÉRICA

INTRODUCCIÓN

Como hijo de tierra americana, en una isla del Caribe, habiendo cumplido 42 años de sacerdote y once de obispo de La Vega, la región evangelizada por Fray Ramon Pané, me honro de comparecer ante ustedes para disertar sobre este hombre que fue maestro, etnólogo y antropólogo, evangelizador y catequista, misionero y autor del primer libro escrito en América: “La Relación acerca de las antigüedades de los indios"

Me complace besar esta tierra bendita y conocer las raíces culturales y religiosas del hombre que nos llevó a América y El Caribe la fe cristiana.

Agradezco la delicadeza de ustedes de ofrecerme la oportunidad de conocerles y fomentar entre nosotros lazos de amistad que nos permitan profundizar en el compromiso de implementar los valores humanos y cristianos que Fray Ramon Pané fue a compartir con nuestros antepasados, hace 500 años.

Agradezco sobremanera a Don Jaime Aymar quien estuvo en la República Dominicana y Cuba, en el pasado verano, en peregrinación histórica. Nos visitó en La Vega y abrió el camino para este encuentro.

Antes de hablar sobre Fray Ramon Pané, permítanme presentar algunos hechos para enmarcar la obra de nuestro homenajeado.
PRELIMINARES
El 12 de octubre de 1492, llegó Cristóbal Colón, con sus tres carabelas a las Antillas, en el Mar Caribe. A la isla Waltings, en las Lucayas, llamada por los aborígenes Guanahani y bautizada por Cristóbal Colón como San Salvador.

Casi dos meses después, pasando por Cuba, arribó a la isla Quisqueya o Haití, el 5 de Diciembre de 1492, desembarcó en la hoy República de Haití, en el lugar que denominó San Nicolás, el 6 de Diciembre. Visitó la costa norte de la isla, el 25 de Diciembre fundó el Fuerte de la Navidad y exploró Monte Cristi, Puerto Plata y Samaná.

Hermosa bahía donde tuvo su primer encuentro armado con los indios, que llamó "Golfo de las Flechas"

Lugares todos que hoy son frecuentados por millares de turistas y vacacionistas de todo el mundo, atraídos por sus cristalinas aguas y el encanto de sus playas.

El 16 de enero de 1493 parte de regreso para Europa, dejando en el Fuerte de la Navidad una pequeña guarnición.

En este primer viaje de Colón no participó ningún sacerdote ni religioso.
El gran navegante, después de haber dado cuenta a los Reyes Católicos de sus descubrimientos, volvió a la Española en su segundo viaje. Esta vez con tres naves, catorce carabelas y mil trescientos hombres. Llegando a Samaná el 22 de Noviembre de 1493, el 25 a Monte Cristi y al Fuerte de la Navidad, que encontró destruido.
PRIMERA MISA EN AMÉRICA

En este segundo viaje le acompañaban trece, entre sacerdotes y religiosos. Cerca de lo que hoy es Puerto Plata, fundo la Isabela. Primer asentamiento urbano creado por los europeos en el nuevo mundo.

El 6 de enero de 1494, festividad de la Epifanía del Señor, se celebró en La Isabela la Primera Misa en América, ofrecida por el Padre Bernardo Boïl, como Delegado del Papa Alejandro VI ante un altar dedicado a la Virgen de Monserrat, que seria la titular del primer templo construido en América en La Isabela, y acompañado por doce sacerdotes y religiosos.

Pedro Mártir de Anglería, en sus "Décadas del Nuevo Mundo" escribe: "El mismo Almirante escogió un sitio despejado, próximo a cierto puerto, para edificar una ciudad y allí, en pocos días, con la premura que el tiempo lo permitió, construyeron casas y una capilla, y el día que celebramos la solemnidad de los Tres Reyes, se cantó la Santa Misa, según nuestro rito".

Día muy oportuno, porque se celebra la fiesta de la Epifanía, que significa la manifestación de Dios a los pueblos gentiles, queriendo expresar que la salvación de Cristo también llegaba al Nuevo Mundo porque es un acontecimiento universal.

El número de los sacerdotes elegidos quiso también expresar relación con la institución de la Eucaristía en la Ultima Cena del Señor con los Apóstoles. El celebrante principal representaba a Jesucristo y los doce asistentes, a los doce Apóstoles.

Los historiadores han hecho un esfuerzo por identificar a esos sacerdotes y religiosos, obteniendo como resultado lo siguiente:

Fray Bernardo Boïl, Delegado Apostólico del Papa Alejandro VI,
Fray Juan de Infante, mercedario
Fray Juan Solórzano, mercedario
Fray Ramón, trinitario
Fray Juan Pérez, franciscano, Guardián de La Rábida en 1491
Fr. Rodrigo, franciscano
Fr. Alonso, franciscano
Fr. Juan de la Duelle (el Bermejo) franciscano
Fr. Juan Tissin, franciscano
Fr. Jorge, Comendador de la Orden de Santiago
Pedro de Arenas
El Abad de Lucena
Fray Ramon Pané, ermitaño Jerónimo

De esta lista, tres no eran sacerdotes: Fray Ramon Pané, Fray Juan de la Duelle y Fray Juan Tissin.

Bartolomé de las Casas que conoció a estos tres frailes, dice de Pané que "era alma sencilla y de poca facultad, pero muy celoso".

De aquella Primera Misa quedó una reliquia sagrada, por mucho tiempo: los ornamentos sagrados que vistió el P. Boïl, regalo de Isabel la Católica, que ella misma escogió de su Capilla Real.

Sobre esto escribe el P. Las Casas en su Historia de Las Indias, T.1 Cap. 81
"Los Reyes mandaron proveer de ornamentos para las Iglesias, de carmesí muy ricos. Mayormente la Reina Isabel, que dio entonces uno de suf Capilla, que y o vi y duró muchos años, muy viejos, que no se mudaba o renovaba, por tenerlo casi como reliquia, por ser el primero y haberlo dado la Reina, hasta que de viejo no se pudo sostener mas"
PRIMERA EVANGELIZACIÓN

Celebrada la Primera Misa de América en la Isabela, el 6 de enero de 1494, Fray Ramon Pané se adentra en el isla y empieza a evangelizar por la tierra del Cacique Guarionex y a él se unen los franciscanos Fray Juan de la Duelle y Fray Juan Tissin, iniciando la gran gesta de la Evangelización de América.

A fínales de 1494, el 8 de Diciembre el Almirante funda el fuerte de la Concepción y planta en el Santo Cerro, la Cruz de la Evangelización, dominando la gran llanura que él denomina "La Vega Real, -porque le recuerda su admirada Granada-"

En el Santuario del Santo Cerro, dedicado a la Virgen de Las Mercedes, se venera parte de la Cruz, de madera de níspero y el lugar mismo donde fue plantada por Cristóbal Colón, conocido como el Santo Hoyo de la Cruz.

Al pie de esta montaña, fundó el Primer Almirante la Villa de la Concepción de La Vega y hace exactamente 500 años el Papa Julio II, creó el 16 de Noviembre de 1504, por la Bula Illiius Fulciti Praesidio, tres diócesis en el Nuevo Mundo: Una Iglesia Metropolitana y dos diócesis sufragáneas en la isla de Santo Domingo.

Nombró Ayguacense a la Sede Metropolitana, y las sufragáneas, una en La Vega o Magua, y otra Baynoense en Lares de Guajaba. Como arzobispo promovió a Pedro Suárez de Dezza, sobrino del Arzobispo de Sevilla y Obispos al franciscano Fray García de Padilla y al Lic. Alonso Manso. Por reticencia de los Reyes a causa del Patronato, esta Bula no fue ejecutada, sino que el mismo Papa Julio II, el 8 de Agosto de 1511, creó las Diócesis de Santo Domingo, La Concepción de La Vega y Puerto Rico, sufragáneas las tres del Arzobispado de Sevilla.
Nombrando a Fray García de Padilla, Obispo de Santo Domingo, Pedro Suárez de Dezza, Obispo de La Vega y Alonso Manso de San Juan de Puerto Rico. En la Vega guardamos el sello episcopal del Obispo Pedro Suárez de Dezza.
PRIMEROS CATEQUISTAS Y EVANGELIZADORES
Los primeros catequistas de América fueron tres religiosos no sacerdotes: Fray Ramon Pané, religioso jerónimo, calificado como ermitaño por él mismo y dos religiosos franciscanos belgas que habían trabajado en la evangelización de los moros en el Reino de Granada y se unieron a Colón en su segundo viaje. No eran sacerdotes, pero personas notables, que se movieron a esta aventura por solo el celo por la gloria de Dios y la conversión de las almas, muy sabidos y letrados, que por humildad no quisieron ser sacerdotes.
Se internaron en el Valle de La Vega y comenzaron a predicar el Evangelio.

FRAY RAMON PANÉ

Fray Ramon Pané no pretende ser un hombre de ciencia. Como el señala: "Escribo lo que he podido aprender y saber"

Era un hombre escudriñador y aprendió las dos lenguas de la isla. Por eso el Almirante le ordena poner por escrito "Acerca de las creencias e idolatrías de los indios y como veneran sus dioses”

Parece que Colón al verlo tan metido con los indios y que intentaba aprender la lengua de ellos, le ordena que estudie las dos lenguas principales de la isla, conozca las costumbres y sus principios religiosos y le rinda un informe.

Así Fray Ramon Pané escribe: "Me fui a vivir con el dicho Guarionex, pues la lengua de este se extendía por toda la tierra".

Es el primer europeo que se va a convivir con los moradores de nuestros campos y escribe con humildad: "de las otras islas no sé cosa alguna, por no haberlas visto jamás"

Fray Ramon Pané no busca ventajas materiales ni riquezas. Tampoco es un turista, es un hombre comprometido con el Evangelio.

Su mayor contribución fue escribir la "Relación acerca de las antigüedades de los indios".

Recoge con sorprendente objetividad las creencias mitológicas y ceremonias religiosas de los tainos, junto a otros hábitos y costumbres y se esfuerza por consignar diversos vocablos autóctonos.

Pané inaugura un método misionero de convivencia y es el primero en practicar la "observación participante”.

Fue pionero en conocer las dos lenguas habladas en la isla sin gramáticas ni diccionarios, con el sólo propósito de llevar la doctrina cristiana a los que no la conocían, enseñándoles también las oraciones, los mandamientos y sacramentos.

Esta actitud de cercanía ofrecía a los indígenas, confianza en sí mismos y permitía al misionero integrarse a la comunidad con una comunicación afectiva.

A través de su Relación Fray Ramon Pané parte del principio de que los indios son seres humanos y que por tanto pueden y deben ser evangelizados. No usa términos despectivos contra los naturales ni denigra de ellos, achacándoles costumbres bárbaras, propias de salvajes o seres inferiores.

Entendía que la tarea de la conversión requería conocer el mundo pagano para interactuar con él. Incluso demuestra respeto y tolerancia con los nativos y declara "preferimos marchamos e ir a donde mejor fruto pudieran obtener, enseñando a los indios y adoctrinándolos en las cosas de la Santa Fe".

Es de admirar su capacidad de trabajar con otros, como lo demuestra en terreno inhóspito, ante fuerzas adversas y un mundo desconocido, y comparte con dos hermanos franciscanos, la tarea de la evangelización.

Promueve a los laicos en el compromiso evangelizador. El primer bautizado se convierte en catequista, intérprete de los misioneros y muere por la fe abrazada. Antes de acceder al bautismo instruía en la fe, enseñaba y predicaba y no se apresuraba a bautizar a todos sino que era exigente en la conversión, así mantuvo dos años al Cacique Guarionex enseñándole la doctrina y finalmente no se le otorgó el bautismo.

Del cacique Mahubiatibere escribe "hace ya tres años que continua con buena voluntad, diciendo que quiere ser cristiano y que no quiere tener mas de una mujer, aunque suelen tener dos o tres y los principales diez, quince y veinte"

El 21 de Septiembre de 1496, en la Concepción de La Vega fue bautizado el Cacique Guaticagua y 16 miembros de su familia, constituyendo así la primera comunidad cristiana del nuevo mundo.

Al Cacique Guaticagua en su bautismo le fue impuesto el nombre del Juan Mateo.

Juan, parece ser, por el nombre de uno de los catequistas. Fray Juan de la Duelle y Mateo por San Mateo Apóstol, cuyo fiesta se celebra el 21 de Septiembre.

El primer bautizado en América llegó a ser catequista y mártir. Murió a fuerza de golpes de los mismos indios, mientras oraba diciendo: "Naboría daca" que significa: "Soy siervo de Dios"

No sabemos el destino de Fray Ramon Pané, después que entregó al Almirante su Relación en las postrimerías del S. XV. No tenemos noticias ni tradición de que haya muerto en la isla, ni si emigró a otras tierras.

Si sabemos que la semilla por él plantaba nació, creció y dio frutos. Su memoria es venerada entre nosotros.

La tierra por el evangelizada sigue siendo fértil en vocaciones sacerdotales, religiosas y de laicos, la iglesia por el fundada ha crecido y madurado, extendiendo sus ramas por toda América.

En Haití y la República Dominicana, la antigua Española, hay unos 15 millones de habitantes y 19 diócesis y mantenemos un agradecido recuerdo por Fray Ramon Pané.

El 1° de abril de 1989, la Comisión Dominicana Permanente para la celebración del Quinto Centenario del Descubrimiento y Evangelización de América y la Universidad Católica Santo Domingo, organizaron el Primer Seminario "Grandes Figuras de la Evangelización de América. Fray Ramon Pané, Vida y Obra”. Donde intervinieron distinguidos investigadores, arqueólogos, antropólogos, historiadores y escritores, en el Museo del Hombre Dominicano de la ciudad de Santo Domingo.

En la preparación de esta disertación hemos tenidos en cuenta las conclusiones de este Seminario y otras fuentes.

El Instituto Catequístico de la Arquidiócesis de Santo Domingo Primada de América se llama Fray Ramon Pané, en memoria y gratitud al primer catequista de América.

La Vega, República Dominicana, 7 de febrero del 2004


+ ANTONIO CAMILO GONZÁLEZ
Obispo de La Vega