usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

16 abr. 2011

1863 y el Pueblo de La Vega

Sucesos de la noche del 26 de agosto de 1863

Recordar los personajes, acontecimientos, y circunstancias de los momentos históricos de los pueblos hace que sus ciudadanos tengan conciencia de su deber y consoliden con ellos la libertad y el derecho a vivir con decoro y dignidad

La Vega, con una pléyades de hombres y mujeres heroicas que supieron dar a este centro del la República Dominicana, escribir con letras de oro en los anales de la historia de la nación, siendo el primer en todo el cibao que bajo su cielo y perfumado con el aroma de los pinares de nuestra montañas de guagui, se enarbolo el pabellón tricolor de la nacionalidad, bordado por las manos patrióticas de las hermanas Villa del Orbe,

En las primeras horas de la noche del 26 de agosto de 1863, y con la advocación histórica de Basilio Gil. La Vega fue el primer pueblo de la República que secundó el grito restaurador de Capotillo.

En la casa de Don Manuel de Lora, bajo el amparo de una gallera, se reunían los revolucionarios veganos, bajo la dirección del General Manuel Mejía, Basilio Gil, Pedro Blanco, un grupo de hombres se preparaba para dar a golpes de sacrificios destruir las cadenas que esclavizaban la `patria, que forjara en 1844, Juan Pablo Duarte y los Trinitarios.

La memorable, histórica y fatídica un grupo de unos cuarenta intrépidos, valerosos, lleno del fervor patriótico ataca con furia, coraje, y valor el cuartel de los españoles que se encontraba frente a la Plaza de Armas en el cual habían unos doscientos hombres (Don Manuel Ubaldo Gómez, dice, fue entre la diez y once de la noche, poniendo en boca de Don San Julián Despradel, quien participará activamente en el acontecimiento memorable, librado de la muerte al Gral. Manuel Mejía, le manifestó que estos se desarrollaron sobre la siete a ocho de la noche, confirmado según Ubaldo Gómez, por el viejo Magoyo, quien le señalo que desde su casa, situada en el paraje de Soto, oía los tiros a prima noche

Sucediendo aquella noche de arrojo y heroísmo. Basilio Gil, osado, heroico, intrépido desafiando la muerte, se lanza como un iluminado de los dioses revestido con loa coraza de los titanes de las Termopilas, como un iluminado luchador de las leyendas mitológicas se lanza sobre los cañones del adversario, y sobre una de ellas, grita a viva voz. ¡Avancen que esta pieza es mía! hazaña de un acto heroico, coraje y valentía. Al lado de este titán, fue herido el oficial Magdalena Sánchez, quien trato de tomar las bridas del caballo que montaba el jefe de la caballería española. El cuerpo Basilio Gil, yació en la Plaza de Armas, durante toda la noche, (Basilio Gil, según apunta, Guido Despradel, en su obra Historia de la Concepción de La Vega, 1938, fue héroe y progenitor de Héroes, fue su esposa Ramona Mauricia de la Rosa Abreu. Procrearon diez hijos. Ercilla, Cecilia, Manuela, Maria del Pilar, Telefosra, Cristino Apolinar, Matilde, Juana Claudina, Quiteria y Dionisio Gil de la Rosa)

Dionisio, héroe libertador en la Guerra de Independencia de Cuba, donde llego a General de División, murió el 31 de diciembre del 1899, en la ciudad de Cienfuegos, donde se le erigió una estatua, la primera que la nación cubana tributa a un extranjero.

Al otro día varios de los patriotas veganos fueron hechos prisioneros por las fuerzas usurpadoras, como el Gral. Manuel Mejía, amarrado salvajemente que un brazo le quedo lisiado, también Manuel de Lora, y enviado a Ceuta, y a Pedro Blanco, fue aprendido recibiendo atropellos y torturas.

Los españoles quedaron amedrentados después del golpe del 26 de agosto, hasta el extremo que el ayuntamiento de esta común adicto al régimen realista, , se reunió el día 27 e hizo un llamamiento a los campesinos para que hicieran los servicios de correo con los pueblos vecinos y practicaran determinados servicios de inspección y orden

Pero todos los campos vecinos estaban en poder de los patriotas, y en ellos. Marcos Trinidad, Miguel Custodió Abreu, José Abreu, Dionisio Troncoso y otros, estaban al frente de las exaltadas guerrillas, proclamaban la emancipación de la patria.

Llego a tal extremo la concentración de las fuerzas españolas en su cuartel de esta ciudad, que los campesinos dominicanos reclutados por el ayuntamiento tenían hasta que ir a buscar yerbas para los caballos de los Dragones

Era tal el desconcierto de las fuerzas realistas que el Gral. José Esteban Roca, gobernador de su Majestad en La Vega, ante el completo levantamiento de la Línea Noroeste así como el levantamiento de Moca, y ante la amenaza de las fuerzas restauradoras que en esta comarcas dirigían: Marcos Trinidad, Miguel Custodió Abreu, abandonó el 31 de agosto la población y se fue con sus fuerzas para Santo Domingo

Dejando abandonada la ciudad y los restauradores la ocuparon bajo la dirección de los Generales: Marcos Trinidad, Miguel Custodió Abreu, José Abreu, y Manuel Mejía

Fuente, Guido Despradel, en su obra Historia de la Concepción de La Vega, 19