usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

17 abr. 2011

Los aviones no tripulados podrían cambian el equilibrio militar con al Qaeda

Los aviones no tripulados podrían cambian el equilibrio militar con al Qaeda

Drone predator

Más de 40 personas murieron en Pakistán la semana pasada en un ataque de un avión no tripulado de Estados Unidos cerca de la frontera con Afganistán. El uso de aviones no tripulados siempre ha sido controvertido, pero el ex-director de la CIA, Michael Hayden, dice que están ganando la guerra.

Diez años después del 11 de septiembre, al Qaeda parece estar a la defensiva.

Una de las razones principales es que su liderazgo ya no goza de un santuario intocable en las zonas tribales de Pakistán, donde durante muchos años ha podido organizar acciones y formar a sus reclutas.

¿La razón? Aviones no tripulados estadounidenses con una carga de misiles mortales Hellfire, orientados a sus objetivos por control remoto desde miles de kilómetros de distancia en el desierto de Estados Unidos.

No en vano son los aviones no tripulados conocidos como Predators (depredadores).

Ultra secreto

El ex director de la agencia central de inteligencia estadounidense, Michael Hayden, no puede dejar de alabarlos, aunque irónicamente, no puede pronunciar la palabra "avión no tripulado". Así de sensible y secreto es el programa de ataques selectivos de la CIA.

Michael Hayden, ex director de la CIA

Hayden niega que los ataques fueran asesinatos autorizados por el Estado.

¿Cómo puede un programa ser secreto cuando sus resultados son evidentes para que todos lo vean?

Hayden cree que los resultados han sido espectaculares.

"Una parte importante del liderazgo de alto nivel de al Qaeda en la región tribal ha sido removida del campo de batalla", dice.

"Eso solía significar muertos o capturados. En el último par de años significa simplemente muertos. No estamos haciendo ninguna captura".

Irónicamente el programa de aviones no tripulados de la CIA se aceleró en gran medida bajo la presidencia de Barack Obama, que ha autorizado más de 160 misiones Predator. Cuatro veces más que su predecesor, el presidente George W. Bush, dirigidas no sólo a al Qaeda sino también a los líderes talibanes que se esconden en las zonas fronterizas.

El programa ha sido muy polémico y controvertido.

Hayden niega que los ataques fueran asesinatos autorizados por el Estado. Asegura que EE.UU. está en guerra con al Qaeda y los talibanes y se actúa simplemente en legítima defensa.

Creo que sería ingenuo creer la propaganda que dice que el disparo de estas armas fantásticas está matando a la gente adecuada

Clive Stafford Smith, director de Reprieve

Cuando señalé que legalmente la guerra es en Afganistán y no Pakistán, contestó que no es así como lo ve el gobierno estadounidense.

"No, no es asesinato. Esta es una guerra, se trata de oponerse a la acción contra la fuerza armada enemiga. Este es un derecho inherente de Estados Unidos a la legítima defensa.

"Sólo puedo cumplir con mis responsabilidades morales y legales para los ciudadanos de mi república, llevando esta guerra a este enemigo donde quiera que esté".

Juez, jurado y verdugo

Hay otro aspecto de la ecuación.

Por eficaz que la CIA pueda creer que sea su programa, ha dañado la reputación de EE.UU. en Pakistán, aún más, alimentando la propaganda anti-estadounidense y llevando más reclutas a la causa de los militantes.

Manifestación anti aviones no tripulados

El programa ha alimentando la propaganda anti-estadounidense en Pakistán.

Cientos de civiles han muerto en los ataques, aunque es imposible poner una cifra exacta sobre el número de víctimas inocentes.

La Fundación New America estima que entre 2004 y 2010 pueden representar alrededor del 25% de los muertos.

Cada vez crecen más la preocupaciones de abogados de derechos humanos en ambos lados del Atlántico por la actuación del gobierno de EE.UU. que actúa como juez, jurado y verdugo.

Jameel Jaffer, del Consejo Estadounidense por las Libertades Civiles, dijo: "Esto es un increíble poder, el poder de etiquetar a alguien como un enemigo (entonces) acabar con ellos sin un proceso judicial de ningún tipo".

Esos sentimientos los tiene también el director de la organización humanitaria Reprieve, Clive Stafford Smith.

"¿A quién matan? ¿Son realmente talibanes o miembros de al Qaeda o son civiles al azar que no tenían nada que ver con esto?" dijo.

"Creo que sería ingenuo creer la propaganda que dice que el disparo de estas armas fantásticas está matando a la gente adecuada".

Hayden no se inmuta por tales argumentos.

"Ha sido una fuerza muy importante fuerza en hacer que los altos mandos de al Qaeda pasen la mayor parte de su tiempo preocupándose por su supervivencia, más que amenazando la tuya o la mía. Y eso es un esfuerzo para ganar la guerra", me dijo.

Las dudas

Sin embargo, otras voces muy respetadas y experimentadas en la comunidad de inteligencia no comparten la opinión de Hayden sobre ganar la guerra.

Siempre es mejor hablar con la gente que te ataca que atacarlos, si puedes

Manningham-Buller, ex directora general del MI5

En su primera entrevista televisiva, le pregunté a la ex directora general del MI5 (el servicio de inteligencia del Reino Unido que principalmente se dedica a la seguridad interna), Eliza Manningham-Buller, si ella pensaba que la guerra se podía ganar.

Ella pasó 40 años luchando contra el terrorismo.

"No en el sentido militar. No habrá un Waterloo o un miembro de Al-Alamein," dijo.

"La terminología de ganar la guerra contra el terrorismo no es algo a lo que yo me haya suscrito.

"Si podemos llegar a un estado donde hay menos ataques, menos ataques letales, menos jóvenes involucrados, menos causas, la resolución de la cuestión palestina, creo que podemos llegar a una etapa en la que se reduce la amenaza", agrega.