usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

17 abr. 2011



Foto: Wikipedia

Un investigador que estudió los lenguajes en todo el mundo ha llegado a la conclusión de que, al igual que los genes, el habla humana tiene un origen único y localizado en el centro y sur de África, según un artículo que publica la revista Science.

La comunicación verbal después probablemente se esparció por el globo, evolucionando junto con las poblaciones humanas migrantes, según Quentin Atkinson, del Departamento de Psicología de la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda.
Atkinson estudió los fonemas, o unidades de sonido perceptualmente distintas, que diferencian las palabras y que son utilizados actualmente en 504 idiomas humanos.
Descubrió que los dialectos que contienen la mayoría de los fonemas se hablan en África mientras que aquellos con menos fonemas se hablan en América del Sur y en islas tropicales del Océano Pacífico.
Atkinson señaló que este patrón de uso del fonema en el mundo refleja el patrón de la diversidad genética humana, la cual también se expandió desde África a otras regiones.
"La diversidad genética y fenotípica humanas disminuyen con la distancia a África y esto sustenta la hipótesis de un origen africano de los humanos modernos", señala el artículo.
"Los estudios recientes indican que un efecto similar puede darse en la cultura y el lenguaje de los humanos", añadió.
El origen de los lenguajes modernos es anterior al éxodo desde África de hace entre 50.000 a 70.000 años, según Atkinson, quien coloca al lenguaje complejo "junto con las pruebas arqueológicas más tempranas de la cultura simbólica de África que datan de hace entre 80.000 y 160.000 años",
"Realmente el lenguaje moderno, parecido a los lenguajes que se hablan actualmente, puede haber sido la innovación cultural clave que permitió el surgimiento de éste y de otros hitos de comportamiento que llevaron a la colonización del planeta", afirmó.
En general, las áreas del globo colonizadas más recientemente incorporan menos fonemas en los idiomas locales mientras que las áreas que han sido anfitrionas de la vida humana por milenios, en particular el África subsahariana, aún utilizan la mayoría de los fonemas.