usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

30 oct. 2011

El Gran Corruptor (5/6)


El Gran Corruptor (5/6)

ACERCA DEL AUTOR

Blog detalle

CARLOS BÁEZ EVERTSZ

Politólogo y sociólogo

Sobre mí

Doctor en sociología (PhD).Postgraduado en comunicación política. Funcionario de carrera por oposición del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado de España (en activo de 1986 al 2009). Ha sido profesor de sociología y ciencias políticas. Actualmente es analista político.
El "modelo" puesto en marcha por Fernández en la gestión estatal ha sido llevar hasta sus últimas consecuencias el clientelismo. En la primera legislatura se acusó al PLD y a su líder de ser unos "comesolos". A partir de esa experiencia se aprendió rápido y se rectificó en el sentido siguiente: nosotros comemos más y mejor, pero damos de comer a todos los que quieran o a todos los que nos interese.
La contrapartida es ponerse al servicio del Presidente, abjurar del PRD, ya que siendo este el único partido que en la realidad actual puede desplazar a Leonel Fernández, la consigna es tratar de quitarle todos sus activos políticos, y tratar de que en la masa de pequeñas notabilidades, más o menos izquierdistas, centristas y  conservadoras, no puedan pescar, no logren conseguir seguidores o aliados, los perredeístas.
Es cierto que la alianza con el PRSC es muy cara. Estos políticos no se andan con remilgos de ningún tipo, cuanto me das si te apoyo. Nada de disquisiciones ni de palabras para encubrir la realidad. Queremos puestos, bien pagados, con mucha gente para poder nombrar, presupuesto para poder repartir hacia abajo y hacia arriba, y manos libres para hacer política. Es decir, comprar votos. Con ellos las reglas de juego son prístinas.
Más difíciles son las relaciones y las adquisiciones de personal de izquierda en sentido super amplio, es decir, desde aquél que "hubo una vez" que militó, simpatizó, cooperó, o tuvo alguna veleidad en un partido, movimiento, comité, asociación, centro, etc. que se tachara de izquierda.  A éstos se les contacta con una persona de su misma procedencia política y no se les habla directamente de cargos sino de la gran ayuda que puede prestar en el proceso de modernizar, gestionar, hacer más transparente o más ética y eficaz la administración.
Una vez así ablandado se le habla del gran papel que puede jugar como director de, subdirector de más allá, asesor, e incluso de consultor nacional, internacional, lo que quieras...Como el Mercado de trabajo es reducido fuera del estado y estar sin ingresos fijos  desgasta mucho. Ante la falta de perspectivas, acceden a cooperar: "Eso si, como técnicos..."
La consecuencia ya se sabe, es la llamada "revolución pasiva", no criticamos al poder, no escribimos contra el poder, no opinamos en público contra el poder...pero eso si, en el fuero interno: "Seguimos pensando lo mismo que antes" (¡sic!). Claro que eran los mismos que antes hablaban de la unidad dialéctica entre teoría y praxis y etc. etc. Si un pato nada como un pato, vuela como un  pato, y croa como un pato, es muy difícil creerse que es, digamos, un águila, aunque se obstine en querer demostrar que si lo es.
Derecha, izquierda y villega y todo el que llega o quiera...o casi, es objeto de una operación de compra-venta. Esa es la política de reclutamiento del gobierno dominicano bajo Leonel Fernández.  Y ello provoca un crecimiento desmedido del gasto público, un aumento del déficit, un alza del endeudamiento. Pero como la política entendida como politiquería de búsqueda de beneficios personales y grupales  es lo primero, lo esencial  para ello es mantener el poder, mantenerse en el poder, y después ya veremos cómo se va arreglando la economía.
En definitiva se gobierna por y para un tercio más o menos de la población, el resto, las clases peligrosas, la subclase, los depauperados, no interesan. Para ellos se montan comedores gratis, se les reparten alimentos básicos, se les da funditas, se le pone un sobre con varios cientos o miles de pesos en la mano y mañana ya se verá. Y si se rebelan, palo con ellos, o algo peor. Ya lo dijo aquél sabio chino, al pueblo hay que mantenerlo en la ignorancia y si trata de rebelarse garrote, esa es la regla de oro del arte de gobernar, de algunos.
Un fenómeno que no por sabido debe omitirse de cualquier análisis es la generosidad inmensa, saudita se podría decir, del Presidente. Si algo ha demostrado es que no peca por modestia. Le gustan las grandes obras. En materia de construcción, metro, paso a niveles, túneles. Nada de acueductos para puebluchos que nadie admira, nada de asfaltado de calles llenas de barro en barrios y pueblos que nadie visita, nada de construir miles y miles de modestas viviendas  que hagan la vida menos penosa, por no decir, digna. Eso no es propio de quien aspira a la gloria perpetua y, además, y esto puede ser lo más importante, tampoco las pequeñas obras permiten una gestión más fluida de los activos y de las comisiones. La cantidad de dinero invertido y las comisiones son menos golosas.  La gloria sí, pero a través de la "pasta".
El tiburón se moja pero salpica. ¡Y cómo!... La selección de los agraciados del régimen es amplia a derecha e izquierda. Hay familias muy de clase media tirando a baja que se han encumbrado en estos casi doce años de festival y despilfarro del dinero público. No es solo que hayan mejorado en función de su trabajo, ahorro e inversión inteligente, es que se han colocado en posiciones imposibles de lograr mediante tales vías como profesionales honrados en tan poco espacio de tiempo.
Simplemente debemos reconocer, con modestia y admiración, que el fernandismo ha parido centenares o millares de magos de las finanzas. Individuos y familias enteras que harían la envidia de muchos corredores de bolsa de Wall Street y del mismo Warren Buffet. Y todo eso gracias a una actitud: la adhesión sin reservas al gran timonel. Un gran mérito, sin duda, para enriquecerse al vapor.
Alguien me sacaba las cuentas de una familia ni rica ni pobre, más bien acomodada, que ahora ha colocado a toda la familia en el Estado: La madre, pongamos por caso, es una comunicadora muy conocida por sus criticas acidas a los gobiernos y que como consecuencia de ello recibe numerosos anuncios del estado y de agencias públicas, ello permite unas sumas elevadas de ingresos. Pero la cosa no se queda aquí.
El marido es un altísimo cargo, uno de los 28 viceministros de un ministerio cualquiera, la hija está destinada en una embajada con ingresos muy altos, admitamos que tanto como su coeficiente intelectual, lo que ocurre es que compatibiliza ese trabajo con sus servicios pagados a grupos económicos exportadores y a otros negociantes, otro miembro de la familia recibe en su empresa pedidos del gobierno sin concursos previos, es decir, a dedo, etc. etc.
¿Excepción o regla? Ese es el lugar común de muchas familias en el poder del fernandismo. El estado convertido en un medio de acumulación de riquezas. Por tanto en República Dominicana es más rentable ser político que ser empresario. Pero como la apropiación de los bienes y recursos financieros del estado no crean riqueza y ser empresario deja de ser un oficio rentable y los emprendedores no tienen muchas perspectivas, salvo que se enrolen a la maquinaria estatal,  vamos rumbo al abismo.