usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

9 oct. 2011

Ganaderos del Cibao están al grito: Importaciones de suero lácteo los arruinan

Rubén Darío Hernández, secretario general de FEGACIBAO dice decreto 342-06 ocasiona problema

Ganaderos del Cibao están al grito: Importaciones de suero lácteo los arruinan
Rubén Darío Hernández. Acento.com.do/Fuente externa

LA VEGA, República Dominicana.-Las masivas importaciones de leche en polvo, de suero lácteo y de otros derivados de la leche es lo que ha obligado a muchos ganaderos a reducir sus operaciones, que van desde cerrar sus fincas hasta eliminar la producción lechera y solo criar ganado de carne.

La denuncia la hizo el secretario de la Federación de Ganaderos del Cibao, Cibao Central y Nordeste (FEGACIBAO), Rubén Darío Hernández, quien consideró que la elehgría, la esperanza y las ilusiones del sector productor de leche han nsido aniquiladas por obra y gracia del decreto presidencial 342-06.

Hernández Conde, también vicepresidente de la Cooperativa de la Asociación Dominicana de Productores de Leche (CoopAproleche), explicó que después de emitido ese decreto se dio inicio al festival de importaciones de suero lácteo, derivados de la leche y de leche en polvo.

Pero también refirió que, aparejado con eso, desapareció la Ley 27-01, que obligaba al Gobierno a comprar la producción nacional de leche para destinarla a las instituciones gubernamentales.

Refirió que el año pasado las importaciones de leche fueron por el orden de los 250 millones de dólares, cerca de 10 mil millones de pesos, “dinero que podríamos producir aquí si nos apoyaran en la producción”.

Hernández Conde, ganadero radicado en La Vega, consideró que los ganaderos están dispuestos a luchar por su institución, “y defenderemos con todas nuestras fuerzas a los productores de leche que sobreviven en la actualidad”

“Comenzaron las mentiras a los productores nacionales, todo se volvió promesas, engañaron y durmieron a los productores de leche a nivel nacional, comenzaron a desaparecer fincas ganaderas por falta de rentabilidad, el productor lechero comenzó a vivir una vida de inseguridad económica, ya que el festival de importaciones de un grupo inescrupuloso del poder neutralizó el precio al productor y llenó las pasteurizadoras y los supermercados de productos importados”, se quejó.

Hernández Conde dijo que “fueron muchos los amigos ganaderos que cerraron sus fincas y que se encuentran en una difícil situación económica, y a todo esto esa persona con apoyo del administrador del Banco Agrícola ha secuestrado los fondos del Conaleche, irrespetando la Ley 180-01, todos sabemos que esa persona a la que me refiero es el presidente del Consejo del Conaleche (el ministro de Agricultura, Salvador –Chío-Jiménez), y si hubiera querido resolver el problema con el sector lechero hace un año que habría convocado el Consejo, no sabe hasta dónde seguirán maltratando a nuestro sector”.

Hernández Conde, ganadero radicado en La Vega, consideró que los ganaderos están dispuestos a luchar por su institución, “y defenderemos con todas nuestras fuerzas a los productores de leche que sobreviven en la actualidad”.

Recordó que en el año 2007, cuando los precios de la leche internacional se dispararon de US$2,500 a US$5,000 la tonelada, el Gobierno decidió bajar los impuestos de la leche importada, y que como estrategia política subsidió el litro de leche con 3 pesos en beneficio de los productores.

“Pero una vez pasaron las elecciones del 2008 suspendió el subsidio, engañando a más de 50 mil productores”, explicó.

Dijo que prueba de eso fue que en su discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional en el 2008, el Presidente Leonel Fernández prometió aumentar los recursos del Conaleche de 10 millones a 20 millones de pesos, pero que los ganaderos aún esperan por el cumplimiento de esa promesa.

Recordó que en 2008 el Presidente Fernández entregó a los ganaderos el famoso cheque de los 300 millones “del tamaño de una valla presidencial, que se publicó en todos los medios de comunicación, pero que era un cheque sin fondos, y esta es la fecha en que todavía estamos esperando ese dinero.

“Esperamos que los 400 millones de pesos que nos adeudan sean pagados junto con los 563 millones de pesos que le van a pagar al sector arrocero nacional”, proclamó Hernández Conde