usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

22 jun. 2011

Historia de la Calle Padre Adolfo de la Ciudad de la Concepción de La Vega

Fuente: Don Mario Concepción, obra La Vega y sus Calles, Santo Domingo, 1986

El nombre actual de esta vía le fue asignado por acuerdo del Ayuntamiento de fecha14 de abril de 1916, como homenaje de reconocimiento y admiración hacia la ilustre figura de Monseñor Dr. Alejandro Nouel y Bobadilla, a la sazón arzobispo de Santo Domino, y quien había desempeñado las funciones de Presidente de la República.

Se prefirió darle el nombre de Padre Adolfo en vez de Padre Nouel, como se propusiera en principio, en razón de que La Vega le llamó siempre de la primera manera, desde su llegada a esta ciudad el día 14 de marzo de 1891

Con esta designación, así como con la de Hijo Adoptivo el cabildo interpretó los sentimientos de gratitud de pueblo vegano hacia aquel, su amando pastor, quien después de concluir la edificación del templo principal, como también de realizar otros meritorios servicios a la colectividad desde la presidencia del Ayuntamiento: como el Parque de Recreo del Cementerio, fue nombrado en 1904 Arzobispo Coadjutor con derecho a la sucesión en vista del estado de enfermedad del titular, Monseñor Dr. Fernando Arturo de Meriño.

Según expresa Guido Despradel Batista en su Historia de La Concepción de La Vega, esta calle fue conocida antiguamente con el nombre de La Misericordia, que le fue dado, como a otras, en el 1822 por el Gobernador Haitiano Placide Lebrum, podría suponerse porque pasaba por el frente del lugar donde siempre ha estuvo un templo católico. (Nota de U. Solís. Hay que señalar que esta calle llegaba hasta el antiguo cauce del Río Camú, la que hoy es Leoncio Ramos, debido a que el Parque Duarte en su última remodelación, fue añadido a lo que en la actualidad es la moderna Catedral La Concepción)

Por Resolución Municipal del 16 de julio de 1875 le había sido dado a esta calle el nombre de Progreso, al parecer por que existía allí la Plaza del Mercado (Nota, de U. Solís. Éste se encontraba en lo que hoy es el Parque Elías Rodríguez, “Las Flores”). Así porque se había iniciado la construcción del edificio del Templo y el comenzado al remozamiento con plantaciones en la Plaza de Armas. Que más tarde se convertiría en lo que es hoy el Parque Duarte.

Este significativo nombre tendría más tarde plena justificación cuando a fines del siglo XIX se levantaron allí sendas edificaciones de mampostería frente a la plaza del Mercado y a la Plaza de Armas, propiedad de los señores Zoilo García y Juan Ramón Sánchez, respectivamente, también la construcción en mampostería de la Casa Consistorial en el cruce de la calle La América, hoy Padre Billini, que después sirvió de asiento a la Sociedad Cultural Amor al Estudio, con una vasta y provechosa labor realizo, esta edificación fue derribada en 1956, como también se terminó el Templo de La Concepción , inaugurado en 1900. Tiempo después se construiría el edificio del Mercado Público, primero en su clase en el país (Nota. Esta construcción fue una réplica del mercado de Venecia-Italia, por esos años y la realizo el arquitecto italiano Alfredo Scoroina, demoliden la década del los 50 por orden del gobernador de La Vega, de ese entonces, este hecho lamentable es considerado junto con la desviación del Río Camú, como los crímenes más horrendo que se le puede hacer a un pueblo) y la primera casa de tres niveles propiedad de puertorriqueño José García R. , seguida de otra de José Dolores Ortega ( Cheino).

En el edifico de dos plantas de mampostería situado frente al Parque Central, estuvo alojado la Gobernación Provincial, en la parte alta, y en la baja la Guardia Gubernativa bajo el mando del Gobernador, que entonces era civil y militar. En el año de 1912, siendo gobernador el general José Epifanio Rodríguez, resistió allí el ata que del bando rebelde encabezado por el general Pascasio Toribio, en enconada lucha, en que venció la fuerza del gobierno.

El otro edificio, fue el llamado Palacio de Don Zoilo, fue construido por el maestro cubano Abelardo Lago, y constituyó entonces, y aun todavía una joya arquitectónica, (Nota, este edificación fue devorada por las llamas de un voraz incendios, conservándose aún sus paredes como testimonio mudo de un pasado de gloria y de esplendor)

En esta calle, también existió en antaño el local que servía de matadero público, quedaba en el extremo occidental.

En esta calle vivió y murió, en 1905, el canónigo Carlos Nouel, prominente personaje que sirvió elevadas funciones civiles antes de consagrase al sacerdocio, y quien fuera el padre del entonces Arzobispo Coadjutor, Monseñor Nouel y Bodadilla, y cuya casa, ubicada en el ángulo noroeste de la esquina formada con el cruce de la calle Beller, ahora Juana Dolores Gómez, debió escribir el Lic. Nouel y Pierret la mayor parte de su historia de la Arquidiócesis de Santo Domingo, tan valiosa.

Por esta calle, en el 1867, desfiló el imponente cortejo fúnebre del prócer restaurador y ex Presidente de la República, general Gaspar Polanco, quien muriera en esta ciudad, en la casa del Pbro. Dionisio Valerio de Moya y Portes (El Padre Moya) atacado de tétano y donde fuera traído mortalmente herido de compante en que participara en el lugar de la Esperanza.

En su haber tiene esta calle, además, el establecimiento del primer banco comercial en forma, en el año de 1921, en el primer edificio de tres pisos construido en esta ciudad, del que se hablado antes, y que se llamaba International Banking Corporation y después Nacional City Bank y actualmente Banco de Reservas

En el 1956 se dispuso la construcción de una avenida en el extremo Este de esta calle, mediante su aprobación, con el deliberado propósito de darle el nombre de Benefactor para halagar al sátrapa Trujillo

Con motivo de la caída de la tiranía, en el 1961, fue resuelto que a la avenida hasta entonces llamada benefactor, en fecha 5 de octubre del 1954, aún sin terminar, e inaugurada el 15 de mayo de 1956, se le diera también el nombre de Padre Adolfo, pero más tarde, en agosto de 1962, se designa dicho tramo como José Horacio Rodríguez, en honor de ser héroe y mártir de la libertad, que de inmolo en la invasión de Constanza, Maimón y Estero Hondo en el 14 de junio del 1959, contra la dictadura sangrienta de Trujillo, desde su cruce con la calle Comandante Jiménez Moya. Mediante Resolución del Cabildo Vegano Núm. 24-62, de fecha 8 de agosto de 1962