usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

17 nov. 2011

Gobernador de La Vega aclara supuesta falsificación firma del Obispo de La Vega


Gobernador de La Vega aclara supuesta falsificación firma del Obispo de La Vega

Imprimir
Por Winston Hernández.-
El Gobernador de La Vega, Ingeniero Guillermo Torres aclaró, o intentó aclarar  la supuesta falsificación de la firma del Obispo de la Diócesis de La Vega, Monseñor Antonio Camilo González, en una carta enviada algunos medios de comunicación.
 
Se han tejido muchos comentarios en relación a si se falsificó la firma del Obispo de La Vega o no. Lo cierto es que Monseñor Antonio Camilo González no se ha referido al tema y el Gobernador aclara o intenta aclarar el asunto con esta carta. 

LA CARTA DICE LO SIGUIENTE:

Del Gobernador Civil y Provincial, Provincia La Vega,  a todo el País:
Aclaración sobre la supuesta falsificación de la firma del Obispo de la Diócesis de La Vega Monseñor Antonio Camilo, por parte del Gobernador.

En el mes de Junio, en mi calidad de Gobernador, convocamos a todas las autoridades y personas con poder de decisión de la Provincia de La Vega, incluyendo personas que con su sola presencia influyen respeto; a una reunión del Consejo de Gobierno Provincial y como los salones de la gobernación se encuentran en mal estado, acordamos con el Alcalde Municipal de La Vega, realizar dicha reunión en la Sala Capitular del Honorable Ayuntamiento de esta ciudad.

Juntas de vecinos, Clubes de servicios, Cruz Roja, COE, Defensa Civil, Diputados, el Senador Provincial, los alcaldes de los Municipios de Constanza, Jarabacoa, Jima Abajo y La Vega, los Distritos Municipales, los directores de las dependencias gubernamentales con incidencia en esta Provincia, Instituciones de servicios solamente, como Los Fondos Mineros, Asociación para el desarrollo de La Vega, Organizaciones no gubernamentales (ONGs), etc, etc. todos ellos estaban representados en dicha reunión-asamblea.
Se aprobaron ese día cinco puntos básicos y prioritarios, los cinco que iban a encabezar la lista de obras para entregar al Gobirno Central, pero sobre todo para el manejo de los congresistas con el presupuesto del año 2012 en esta provincia.  El dragado del río Camú fue propuesto por el Gobernador y aprobado por todos los presentes, e incluso motivado, creando cierto furor porque todos saben lo impostergable de esto.

El mismo día 1ro de Julio elaboramos el documento que luego firmamos solamente las personas que tienen incidencia en el municipio de La Vega, debido a que en Jarabacoa y Constanza no conocen este específico problema ni les debe interesar.  Fue elaborado por el Gobernador, pero luego fue corregido por los firmantes, inclusive algunos de ellos les corrigieron algo como el caso de la fundación Salvemos el Camú y el Director del COE de la Provincia de La Vega, ambos son conocedores del río Camú en todo el sentido de la palabra.

El espíritu del documento buscaba solamente que el entonces ministro de Medio Ambiente supiera que La Vega necesitaba volver a “domar” el río Camú, que desde 1979 había comenzado a revelarse, provocando serios daños a los ciudadanos del Municipio de La Vega y a la agricultura que se encuentra aguas abajo de la zona poblada, (Sabaneta).

Ahora bien, cuál es el problema de todo esto? Qué se busca aquí con decir que el Gobrrnador falsificó la firma de Monseñor Camilo? En un documento que fue elaborado meses antes de que se iniciara el dragado del río y que no dice en ningún lugar, que se  buscaría una compañía de manera unilateral para que realizara esta obra.   Entonces cual es el motivo?   La supuesta falsificación?
Bueno pues contestándoles todas estas interrogantes, les digo que el Lic. Francisco Morilla (Fancho) pudo ser una de las personas mas importantes en este documento, porque es un ciudadano preocupado por su comunidad y nadie dice que se le falsificó su firma;  y su simpatía política es conocida por todos pero de lo que se trata aquí no es de falsificación en si, sino de otra cosa: desviar el tema.

Lo que desató  los demonios de la crítica, incluso de gente que no conoce el tema, es que buscaron a una compañía “dragadora” señalada con el dedo, señalada con un solo dedo.
Los que buscaron esa compañía para que dragara el río, no preguntaron al Gobernador acerca de si estaba de acuerdo con que fueran ellos los que deberían hacer el trabajo, no, no se lo preguntaron y por lo tanto yo no tengo la culpa de que todos creyeran que en la extracción de este material fuera para beneficio personal de unos pocos, lo que sí yo sé, porque me lo dijo desde el primer momento, es que el Senador tampoco tuvo conocimiento de esta obra y se enteró el mismo día que yo de que ya tenían quien iba a hacer el dragado.

Inclusive a mi me llamaron a una “exhibición” en la compañía en cuestión, donde ellos iban a explicar cómo se iba a hacer el trabajo, pero me llamaron cuando ya tenían todo “amarrado” y acto seguido llamé la Senador y le pregunté de que se trataba, me contestó que no sabía y entonces le advertí de que sospechaba que era para  legitimar un hecho ya consumado.   Tanto el Senador como yo íbamos camino a Santo Domingo, cuando recibimos esa llamada de que les he hablado.

Nunca se debió  comenzar esa obra sin hacerse un concurso público con las tres o cuatro compañías que en La Vega tienen equipos para realizar este trabajo, pero no como se hizo, así no.   Ahora desvían el tema sobre una supuesta falsificación de firma, nada tan infantil y no permitiré que se insinúe algo tan estúpido, mucho menos tratándose de mi.   En todo caso, esa supuesta falsificación la debió realizar otra persona, no el Gobernador, que no conoce los propietarios de los equipos que estaban en el lecho del río, es más, el gobernador nunca ha visitado las instalaciones del Señor Vásquez, y nunca ha hablado con él de ninguna manera.  Pero permítanme decirles que este empresario goza de mucho prestigio y credibilidad en esta zona y hasta donde tengo entendido es de conducta intachable.

El Ministerio de Medio Ambiente detuvo el lunes 7 de este mes de noviembre, los trabajos y eso está bien por el Ministro, pues debemos siempre hacer las cosas correctamente, pero también tenemos que demostrar que se están haciendo de esa manera;  por aquello de que “la mujer del Cesar debe ser seria… y aparentarlo”.

El dragado del río debe terminarse, debemos buscar técnicos que dirijan la obra, crear un equipo de personalidades que transparenten el trabajo y que bien podría ser una especie de Patronato.  Además deben explicarle al País de la conveniencia de que el material extraído sea retirado o no de la cuenca del río, debe además dársele participación a todos, hacer vistas públicas, etc., etc.  Haciéndolo así, lo transparentamos y podemos demostrarles a quienes no conocen la problemática del río Camú, cual es la única solución;  de lo contrario que ellos nos digan qué hacer, pero sin politiquería, sin viveza y transparente.
Quiero aclarar además que este tema ha tocado varias veces a nuestro Obispo de la Diócesis de La Vega, Monseñor Antonio Camilo, quiero hacer público el enorme respeto que siento por él y por mi amigo personal Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez a quien conozco de hace mas de 30 años, ambos son verdaderos y sinceros y por eso los distingo.

En el caso de Monseñor Camilo, él en ningún momento se ha referido a la supuesta falsificación de su firma, quienes lo han hecho están buscando lo que ya he dicho aqui mismo: desviar la atención del error impune, el avasallamiento en sus decisiones y la torpeza a la hora de tomar medidas.

Gracias por su tiempo a tod@s.

Ing. Guillermo Torres Chestaro.
         Gobernador
ACTUALIZADO ( MIÉRCOLES, 16 DE NOVIEMBRE DE 2011 13:29 )