usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

23 nov. 2011

Wikileaks: EE.UU resalta alto costo y falta de trasparencia en el Metro de SD



Wikileaks: EE.UU resalta alto costo y falta de transparencia en el Metro de SD

Reseña la batalla que libró el periodista Luis Eduardo Lora (Huchi) para que la OPRET le entregara los documentos relativos al Metro, que el gobierno se negaba a entregar, y también pondera la labor de Juan Bolívar Díaz exponiendo el alto costo de la obra y la falta de transparencia con que se ha desarrollado



Wikileaks: EE.UU resalta alto costo y falta de transparencia en el Metro de SD
Metro de Santo Domingo.César de la Cruz/Acento.com.do

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Un cable de la Embajada de Estados Unidos en Santo Domingo fechado el 16 de mayo de 2007, enviado al Departamento de Estado en Washington, sostiene que el presidente Leonel Fernández y sus técnicos no han sido sinceros en cuanto a los costos de construcción del Metro de Santo Domingo.
El cable, numerado 001166, proyectaba que al comenzar a operar, en el año 2008, los gastos y la financiación del Metro estarían alcanzado por lo menos US$1,290 millones, casi el triple del estimado inicial informal, y más del doble de la cifra de US$550 que el presidente Fernández estaba usando justo antes de que ganara las elecciones primarias del PLD del 6 de mayo.
“Con la fuerza impulsora del ingeniero Diandino Peña, el trabajo y las contrataciones se ha llevado adelante, esencialmente, sin transparencia en la planificación y bajo el silencio general sobre los costos del megaproyecto”, indica el cable.
Comenta que el ingeniero Diandino Peña, director de la OPRET, dijo en principio que el costo del Metro de Santo Domingo sería de US$326,6 millones  (7 de febrero de 2005), pero que la primera etapa de la obra terminaría costando casi US$1,300 millones, es 135% por ciento más que el comentario informal de Fernández y casi tres veces más que el estimado inicial de Peña.
Reseña un escrito del periodista Juan Bolívar Díaz, que indica que si el proyecto se culmina por esa cantidad, saldrá a 94 millones de dólares por kilómetro; en realidad, considerablemente menos que los US$127,9 millones por kilómetro que costó el Metro en San Juan, Puerto Rico.
El informe de la Embajada de EE.UU comenta que nadie había calculado en ese momento el costo del subsidio que tendría que aportar el Gobierno para la operación de la costosa obra.
El cable
2007-05-16 17:31/Embassy Santo Domingo 001166
SUBJECT: DOMINICAN POLITICS III #26: METRO PROJECT PLANS,
SAFETY, FINANCES, COSTS
1. (U) This is the cable 26 in our series on Dominican politics in the third year of the administration of President Leonel Fernandez.
2007-05-16 17:31
ASUNTO: POLITICA DOMINICANA III N º 26: PLANES Y  PROYECTOS DEL METRO, SEGURIDAD, FINANZAS, COSTOS
1. (U) Este cable es el no. 26 de nuestra serie sobre la política dominicana en el tercer año de la administración del presidente Leonel Fernández.

Serie sobre Política III, 26: El Metro de Santo Domingo - planes, seguridad, finanzas, costos

Dos destacados periodistas de investigación en los medios de comunicación dominicanos han obligado a poner sobre la mesa los hechos sobre el proyecto favorito del presidente Fernández, el Metro de Santo Domingo. Debido a la prisa por construirlo, la autoridad del Metro, OPRET, descuidó los estudios sísmicos y otros problemas de seguridad, y el Presidente y sus técnicos no han sido sinceros en cuanto a los costos de construcción. En el momento en que el Metro arranque, tal vez en febrero de 2008, los gastos y la financiación  habrán alcanzado por lo menos US$1,290 millones -casi el triple del estimado inicial informal, y más del doble de la cifra de US$550 que Fernández estaba usando justo antes de que ganara las elecciones primarias del PLD del 6 de mayo.
“El Tren de la Alegría”
En su discurso por el Día Nacional, en febrero de 2005, Leonel Fernández exhortó alegremente a la nación a subirse abordo del "tren de la felicidad" del Metro de Santo Domingo, y el 16 de agosto de 2006, invitó a los representantes del Congreso a abordarlo con él en febrero de 2008, con la advertencia jovial de que “¡No se permitirá llevar bocadillos!” (nota de Acento.com.do: en realidad el gobernante bromeó con los chicharrones de Villa Mella). Con la fuerza impulsora del ingeniero Diandino Peña, el trabajo y las contrataciones se ha llevado adelante, esencialmente, sin transparencia en la planificación y bajo el silencio general sobre los costos del megaproyecto.
Bajo el reflector: planificación y seguridad

Eso ha cambiado gracias a dos destacadas figuras de los medios de comunicación. Como se informó anteriormente a través de SIPRNET, el periodista Huchi Lora presentó con éxito ante la corte de Santo Domingo una demanda para obtener una orden para que Peña y la Oficina de Reordenamiento del Transporte (OPRET) entregaran de inmediato “una copia de los planes aprobados por el Ministerio de Obras Públicas sobre la construcción de varias obras relacionadas con el Metro de Santo Domingo, incluyendo los elevados de Villa Mella, el reforzamiento de los túneles, la avenida periférica de los ríos Isabela y Ozama; así como copias de los estudios geofísicos y geotécnicos relacionados, incluyendo estudios sísmicos específicos de medición de la transmisión de ondas de choque a lo largo de la ruta prevista; los estudios de resistencia eléctrica utilizados para identificar la presencia de cavernas y formaciones de arcilla bajo el suelo del túnel; los estudios de geo-radar para identificar la presencia de tuberías a lo largo de la ruta, y los efectos de la aceleración sísmica estimada para la zona de Villa Mella, en caso de un terremoto de intensidad superior a 7 en la escala de Richter”.
OPRET sopló y resopló y presentó una apelación, a pesar de la instrucción del tribunal de una entrega inmediata. Según se comentó, Peña informó a los periodistas el 13 de mayo que era imposible cumplir con esa instrucción, simplemente, porque algunos de los elementos requeridos no existían; que estudios similares sí estaban a mano, pero no los elementos que Huchi estaba pidiendo.
Con ello reconocía que Huchi estaba probablemente en lo cierto: que la premura para excavar y contratar ha llevado a las autoridades a descuidar al menos algunas de las medidas de seguridad que, como es de suponer, serían necesarias. Además, de la implicación de que el Ministerio de Obras Públicas fue cómplice al asumir los riesgos.
Lo anterior ilustra dramáticamente la posible utilidad de la Ley de 2004 sobre el Acceso a la Información Pública. Para resumir los comentarios de un escritor: lo que suele hacerse es que el Congreso simplemente aprueba las leyes y el gobierno actúa sin molestarse en garantizar el cumplimiento de la ley. Pero ahora un tribunal le exige a una rama del Poder Ejecutivo que rinda cuenta de sus acciones.
¿Y el costo?

El principal comentarista del país y periodista de televisión, Juan Bolívar Díaz, hizo una tabulación somera de los paquetes de financiamiento internacional solicitados al Congreso y comparó sus cifras con los estimados de Diandino Peña de US$326,6 millones en los costos (7 de febrero de 2005) y con el estimado lanzado por el  presidente Fernández en un almuerzo en el periódico Hoy, justo antes de su victoria en las primarias del 6 de mayo PLD.

Díaz señala que el proyecto original de 10 kilómetros se extendió unos cuatro kilómetros más hacia el norte, con el elevado en Villa Mella; con el estimado por kilómetro dado anteriormente por Peña, Díaz calculó que el costo habría aumentado en US$40 millones, a US$366,6 millones. Pero en diciembre de 2005, Peña dijo a reporteros del diario El Caribe que, en su conjunto, el proyecto costaría alrededor de 700 millones de dólares.
Euromoney
Informes y documentos de la prensa ofrecen aproximaciones sucesivas al Senado sobre el financiamiento internacional del proyecto: dos fueron aprobados el 25 de julio de 2006, uno por €101,9 millones y otro de €14.145 millones (total: €116,55 millones); el 30 de diciembre de 2006, se aprobaron cuatro más de instituciones financieras en Alemania, Francia y España, por un total de €163,2 millones (respectivamente, 40,78; 56,46; 28,45 y 37,9 millones de euros). Presentados por la administración en marzo de 2007, y todavía en estudio, hay tres paquetes más de financiamiento de Alemania y Francia de equipos para el Metro por €99 millones de euros, 94,3 millones y 33,1 millones (total de los tres: €226,4 millones).
Todo ello, a una tasa de cambio euro/dólar de 1,35 por 1, hace US$682,630 millones. Además, el presupuesto de 2007 asigna 10,7 mil millones de pesos para el Metro, parte del cual se va a cubrir con financiación de la exportación española de 53.6 millones de euros -convertidos a dólares y si se añade a las otras cantidades, esto sugiere una suma equivalente, sólo para la financiación internacional, de US$754.9 millones.

Todos estos contratos fueron adjudicados de forma rápida y sobre la base de una competencia limitada, antes de que el “decreto puente” de Fernández sobre compras del sector público entrara en vigor en junio de 2006.
Pesos Dominicanos por el agujero del Metro

El investigador Díaz reconoce que los gastos del presupuesto del gobierno son difíciles de estimar debido a la discreción que tiene la Oficina del Presidente para hacer transferencias hasta de 5% del presupuesto total. Toma como base el reporte de OPRET publicado en julio de 2006, que dice que hasta entonces se habían invertido 4,577 mil millones de pesos en recursos del gobierno, y supone que otros 4 mil millones fueron utilizados durante el resto del año 2006, además de los 3,6 miles de millones en el presupuesto. Yendo más lejos, calcula que para 2008 los costos internos habrán alcanzado el equivalente de US$539.29 millones.
Estimado final: US$1,294 millones

La cifra de casi US$1,300 millones es 135% por ciento más que el comentario informal de Fernández y casi tres veces más que el estimado inicial de Peña. Díaz comenta que si el proyecto se culmina por esa cantidad, saldrá a 94 millones de dólares por kilómetro; en realidad, considerablemente menos que los US$127,9 millones por kilómetro que costó el Metro en San Juan, Puerto Rico.

Esos son los costos de capital. Las tarifas del metro no se han publicado, y tampoco Juan Bolívar Díaz ni nadie ha calculado cuánto se requerirá en subsidios, realmente, para operar los trenes.

Redactado por Michael Meigs

2. (U) Este informe y otros materiales extensos se puede consultar en nuestro sitio SIPRNET, http://www.state.sgov.gov/p/wha/santodomingo/