usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

3 ene. 2012

El socialismo bolchevique y el comunismo marxista en La Vega, y Ramón Antonio -Van Elder- Espinal


El socialismo bolchevique y el comunismo marxista en La Vega, y Ramón Antonio -Van Elder- Espinal
Fuente: Obra Ramón- Van Elder- Espinal, Una  vida  intelectual comprometida. Publicada por el Archivo General de la Nación Vol. CL, una  compilación  y estudio preliminar  del Prof. Alfredo Rafael Hernández Figueroa. Santo Domingo, 2011, impresión Editora Búho,. S.R.L. diciembre 2011. Págs. 59- 62
Al producirse la revolución de los bolcheviques en Rusia, se cuanta que fueron  enviados   emisarios por todo el mundo a propagar las nuevas  ideas, especialmente en aquellos lugares donde el movimiento obrero exhibía cierto vigor. Supongamos que la República Dominicana no  calificaba pero  al parecer  unos sujetos que fueron perseguidos en Puerto Rico por propagar esas ideas, lograron evadir la persecución  y embarcarse para el país.
En La Vega aparecieron dos supuestos rusos, pues solo uno lo  era y el otro era polaco, quienes hicieron amistad con  ciertos sectores,  pero que no parecen que fueran enviados, porque no se relacionaron ni con campesinos, obreros ni estudiantes, sino con personas intelectuales, más bien diletantes, que asumieron las nuevas ideas como una novedad más de la cual hablar y discutir en el medio acogedor donde  se vivía, pero  no porque fueran a llevar a la práctica las mismas, ni  a  elaborar proyecto político alguno en ese sentido, pues en el mismo grupo había personas de cierta posición económica y de las mismas prestaciones aristocráticas   del común de los miembros del famoso centro social creado aquí para gentes de  “ primera sociedad “. De ahí que se les denomine “socialistas románticos”.
Entre estos primeros difusores veganos de las ideas socialistas se en centraban: Rafael E. Martínez (Fellito), José Bosch (padre de Juan Bosch), Dr, Pepito García, Elvira García, Francisco Soñé, Silvestre Guzmán (padre del ex Pte. Antonio Guzmán).
Entre los muchachos del grupo de la Escuela Normal estuvieron: Guido Despradel, Juan Bosch, José Francisco García hijo,  Mario Sánchez G.,  Edmond Sévez, Ramón Espinal, Samuel Mendoza,.
En las prácticas de las ideas socialistas en La Vega, sólo persistieron los esposos  Soñé (Pancho y Virita,) el Dr. José Francisco García (Pepito), Guido Despradel, Ramón Espinal y Mario Sánchez. Estos dos último aparecen en  el núcleo fundador  del PDRD pues mantuvieron contacto político de alto nivel con los intelectuales y obrero organizados y que   en conexión con el Partido Comunista Cubano laboraban en el país.
De este grupo, el teórico difusor de las ideas  bolcheviques  lo  fue el  Dr. José Francisco García (Pepito), especialmente en lo que correspondía a la revolución  rusa y el  impacto que esos cambios produjeron en aquella sociedad. Este  fue  el  vegano de  formación cultural más solidad de los conocedores del socialismo marxista, quien actuó en su ejercicio profesional con la mayor dedicación a favor  de los pobre y desheredados de la fortuna, pero desgraciadamente murió  en el 1932.  Entabló  polémicas con personas y grupos  y mantuvo la publicación  de su columna –Ráfagas- en el periódico El Progreso, desde donde  difundió sus  ideas y realizó críticas mordaces a la hedonista   sociedad vegana
Además, Américo de la Rosa, otro escritor que viajó a México, y  representó en el país a la Federación de Escritores Proletarios, dirigió en La Vega la revista enciclopédica El Observador, que luego se transformé en un periódico, aunque posteriormente adjuró  del socialismo  siempre mantuvo su solidaridad con los sectores de trabajadores y campesino humildes y su producción  literaria era expresión de su sensibilidad social
Armando Cordero, filósofo, con  una amplia formación  intelectual, desarrollo una capacidad de análisis científico-social de la política  nacional e internacional, predijo el fracaso del nazi-fascismo casi 15n  antes  de la caída de Alemania. Luego de algunos escritos donde  demuestra su simpatía con las nuevas ideas  socialistas, evadió sistemáticamente el tema y se alejó de las mismas asimilándose al truijillismo
Elvira García de Soñé al igual que su esposo, mantuvieron correspondencia con diversos personajes soviéticos, e  incluso  se decían  que pertenecían al  Partido Comunista de la Unión Soviética; también ella  tuvo correspondencia con Fidel Castro en sus últimos años de vida. Se dedicó a poner en práctica el sistema de granjas, con su Huerto Escolar Franciskano, en el cual  se educaban y laboraban 12 niño9s huérfanos que se sostenían con la venta de las verduras producidas y practicó asistencialismo con los huérfanos, viudas y mujeres,  desvalidas, agotando su patrimonio familiar en pro de los más necesitados; tanto ella como  su esposo don Francisco Soñé (Pancho) ejercieron una especies de socialismo a los Saint-Simon,  quedándose sin fortuna, pues la sastrería de Pancho, fue distribuida entre sus obreros “ sastres-músicos”.
Varita fue  una mujer intrépida que enfrentó  a todos los sectores sin importar las consecuencias. Para  el sostenimiento de su Granja Escuela utilizó el sistema de  apadrinamiento, nombrando a personas de buena posición social y económica como  madrinas  o padrinos de dicha granja. Peleó  con las autoridades y sus  propios familiares el usufructo de una casa donde alojar  no solo a los huérfanos, sino a las viudas pobres de los músicos.
Guido Despradel, se  destaca por su activa militancia obrera,  incluso asistiendo a los congresos  obreros siendo aún adolecentes. La Juventud Socialista Dominicana que había fundado en la Normal de La Vega junto  a sus compañeros de grado tuvo  carácter nacional. Durante  su periodo  como estudiante universitario escribió abiertamente como socialista en varios periódicos.  Con  La Juventud Socialista Dominicana ascendió a  Presidente de la Asociación  de Estudiantes Universitarios que estremeció al país en su lucha por la Autonomía  en los años   de 1930 y 1931.mantuvo su militancia como miembro  de la misma  al egresar  como profesional.
Con los personajes antes mencionados convivió Ramón Espinal en los diferentes espacios de lucha en que le tocó actuar, destacándose por su decisión permanente a mantenerse  en la lucha sin claudicar. Y esto así,  porque fue  un  hombre de acción, que se fue radicalizando al calor de la lucha,  se fue templando y asumiendo compromisos cada vez más serios sin flaquear por un solio instante.
Si se  piensa que  tenía una larga familia pudo haber flaqueado por amor filial; sin embargo, nunca descuido ni  lo uno ni lo otro, convencido como estaba de estar  construyendo un futuro que beneficiaría a toda la patria de sus amores. Habría  que estar dentro del cerebro de Van Elder para conocer sus sentimientos y sus conflictos de  conciencia ante el dilema de continuar y profundizar la lucha  o  dedicarse a su  familia. Quienes han  pasado por esos tormentos desde  el  mundo de la lucha política clandestina ha sufrido mucho, pasando en los males que acarraría a corto plazo  a sus familiares, pero con la esperanza de un futuro promisorio, se han  sacudido y decidido sacrificio todo para que luego haya bienestar para todo el pueblo.
Ha primado su conciencia de clase y han adoptado una posición de clase. En todos estos casos ha primado la fe en el porvenir, la seguridad de que la  victoria de la clase obrera es inevitable, sin importar los tropiezos que ocurran durante el proceso.