usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

2 ene. 2012

REFLEXIONES SOBRE JESUS: FIJANDO ACONTECIMIENTOS EN EL TIEMPO


NUESTROS ANTEPASADOS

REFLEXIONES SOBRE JESUS: FIJANDO ACONTECIMIENTOS EN EL TIEMPO

REFLEXIONES SOBRE JESUS
PARTE II
FIJANDO ACONTECIMIENTOS EN EL TIEMPO
por Sergio Omar Marco
Hace unos cuantos años, cuando todavía cierta información no era tan popular como lo es hoy, me propuse realizar un breve estudio sobre la figura histórica de Jesús. Me había propuesto ubicar en el tiempo fechas claves sobre diversos momentos de la vida del querido Maestro; lejos de ser un trabajo acabado sobre el tema es al menos una introducción para aquel que quiera tener un conocimiento algo mas completo sobre el transito del Mesías sobre esta tierra, mostrando que su figura es una figura concreta, de alguien que verdaderamente existió como divinidad encarnada, alejando, de esta forma, toda sospecha que ponga en duda su existencia
El apóstol Juan nos dice en su evangelio: que muchas otras cosas ocurrieron y que no alcanzaría el mundo para contener las páginas que se escribirían de Jesús.
Seria un poco incoherente intentar un nuevo relato sobre la vida y enseñanza de Jesús, para eso debemos remitirnos tan solo a Los Evangelios.
Lo que ha continuación se detalla es un intento de fijar en el tiempo los acontecimientos descriptos en el documento bíblico. No se busca hacer un análisis sobre sus enseñanzas, sino de ocuparnos de la figura histórica de Jesús en sus principales puntos.
En primer lugar es necesario aclarar una contradicción en las fechas en lo que respecta a la denominación habitual que se utiliza para fechar un acontecimiento “antes y después de Cristo”, porque nos encontraremos con la paradoja de que Cristo nació en el año “xx” antes de Cristo.
Esta contradicción surge del error cometido por el monje Dionisio el Exiguo al dar forma al calendario y el fijar el nacimiento de Jesús en forma errónea.
El cómputo de la era cristiana comenzó a emplearse en el siglo VI, hasta entonces las fechas partían de la fundación de Roma (753 a.C.) Dionisio consideró que el nacimiento ocurrió en el año 753 de Roma, y por lo tanto el año 1, el día primero de enero del 754 de Roma. Esto es un error, como se verá mas adelante, y nació por la interpretación al pie de la letra del dato que nos brinda San Lucas de que Jesús tenia “unos 30 años cuando...”. equivocándose así en 6 o 7 años. Solo antes de morir Dionisio se dio cuenta de su error.
La región de Palestina, estrecha franja de territorio entre el mar Mediterráneo y el río Jordán, ocupada durante siglos por el pueblo hebreo el cual había sido durante largos años dominado por pueblos extranjeros, siendo la mas lastimosa y degradante la deportación a la poderosa Babilonia[1], se encontraba subyugada por el fabuloso imperio Romano[2], dueño de todo el mundo conocido.
En el año 40 a.C. el Emperador de Roma nombra gobernador de la provincia romana de Palestina a Herodes, llamado El Grande, hombre perverso, de mal genio y de naturaleza homicida. Este para congraciarse con los hebreos mando la reconstrucción, en el año 19 a.C., del templo de Salomón, hijo de David, que levanto a Jehová en la ciudad de Jerusalén[3] el cual había sido arrasado por los babilonios cuando conquistaron el Reino de Judá en el año 587 a.C., también ordeno la construcción de numerosos templos para dioses paganos, ya que Palestina al ser una provincia romana estaba habitada por una gama considerable de personas de otras regiones.
Por mandato de cesar Augusto y ordenado por Publio Sulpicio Quirino, gobernador de la provincia romana de Siria, se somete a la población de toda la región a un censo; este que fue iniciado en el año 9 a.C. y obligaba a las personas a trasladarse al lugar de origen familiar.
Obedeciendo a este requerimiento, es que se traslada José a Belén acompañado por su esposa, María hija de Joaquín y Ana[4], a la sazón encinta.
Las profecías mesiánicas debían cumplirse y todo y todos obedecían el mandato divino sin siquiera
saberlo. El Cristo debía nacer en Belén[5], la ciudad de David.
El Cesar decreto el censo sin pensar que se convertía en el instrumento de Dios; José y María desde Nazaret, al norte en Galilea, se dirigían a Belén en la provincia de Judea al sur de la Palestina; la misma naturaleza da el signo profetizado por Balaan[6] en tiempos de Moisés marcando en el cielo el advenimiento del Hijo de Dios a la tierra. Este acontecimiento grandioso se produciría en una gruta en las cercanías de la aldea de Belén aproximadamente en el año 7 o 6 a.C. La fecha es imprecisa. Pero así lo aconseja el desarrollo de los acontecimientos. La enigmática estrella a la que Balaan hace mención para marcar el nacimiento del ungido de Dios, que se ha popularizado como la “Estrella de Belén”, podría obedecer a un acontecimiento astronómico ocurrido en el año 7 a.C.. Durante aquel año tuvo lugar la conjunción planetaria de Saturno y Júpiter visible en aquella región, con mayor nitidez el 28 de mayo, el 5 de octubre y el 4 de diciembre.
No es necesario buscar exclusivamente fenómenos sobrenaturales para que un acontecimiento sea milagroso, sino que lo asombroso de los hechos en si es como ocurren en el momento preciso obedeciendo, incluso, a las causas naturales dictaminadas por el Creador.
Otro dato que sirve para fijar el acontecimiento en alguna época determinada durante aquel año es el dato que Lucas nos da, y que nos dice de que los pastores cuidaban los rebaños por la noche cuando fueron notificados por el ángel[7]; debemos deducir que el nacimiento de Jesús tuvo lugar durante los meses de calor o sea entre marzo y principios de noviembre ya que la época invernal es muy cruel en la región y el ganado era guarecido en las grutas de la zona.
Además podríamos agregar una consideración muy importante para tener en cuenta y es la declaración hecha por el papa Juan Pablo II, donde reconoce que el nacimiento de Cristo no tuvo lugar el 25 de diciembre sino que la fecha es incierta.[8]
El porque se tomo esa fecha como la del nacimiento de Jesús obedece, tal vez, según la mayoría de historiadores y teólogos a que por el siglo IV el emperador romano Constantino convertido al cristianismo otorga la libertad de culto en todo el imperio y adopta para el mismo como religión oficial al cristianismo, es ahí cuando la tradición cristiana al trascender los círculos del judaísmo y arraigarse en los gentiles se fusiona o contamina con diversas creencias paganas haciéndose coincidir el nacimiento de Cristo con las populares fiestas Saturnales.[9]
Cuando los pastores son notificados del nacimiento del Mesías inmediatamente van a adorarle. A los 8 días se cumple la ley de la circuncisión[10] y a los 40 días la purificación de María y la ley del primogénito[11].
Los magos[12] llegaron a Jerusalén antes del invierno del año 5 a.C. porque para esa fecha Herodes el Grande se trasladó a las Termas de Calirroe junto al Mar Muerto, ya que estaba gravemente enfermo. Por consiguiente la visita de los magos a Jesús tuvo lugar entre mediados del año 7 a.C., después de la purificación de María, a finales del año 5 a.C.; si deducimos que Herodes mando a matar a los niños de Belén menores a los dos años, aunque halla exagerado en la edad por razones de seguridad, a la muerte del monarca acontecida en el año 4 a.C. casi con seguridad la ultima semana de marzo[13], el niño Jesús debería tener alrededor de dos años. Debemos tener en cuenta, aun, que José avisado por el ángel, en sueños, de los propósitos criminales de Herodes, toma a su familia y se Traslada a Egipto, donde permaneció hasta enterado de la muerte del cruel rey poniendo fin a 37 años de reinado.
Suceden en el gobierno de Palestina tres hijos de Herodes, repartiéndose así las provincias a gobernar: Arquelao en Judea, Herodes Antipas (verdugo de Juan el Bautista) Tetrarca de Galilea y Perea y Felipe en la provincia de Iturea.
Desaparecido el peligro que asechaba al pequeño Jesús tras la muerte de Herodes el grande, la familia decide volver a Israel, pero no se radicará en Belén como lo habían hecho ocasionalmente por la cuestión del censo, sino que se dirigirán a Nazaret donde José tenían su hogar y se desempeñaba como carpintero. Quizá ya el niño, para ese entonces, contaría con la edad de 4 o 5 años.
A partir de ese momento se desconoce todo dato sobre la familia de Jesús, salvo la mención de San Lucas que dice que el niño crecía en sabiduría, estatura y gracia.
Para buscar algún detalle sobre la niñez de Jesús debemos recurrir a los evangelios apócrifos, aunque estos libros son cuestionados por la Iglesia Católica[14]
Recién los redactores de los evangelios hacen mención de un hecho sobre la niñez de Jesús cuando este contaba con la edad de 12 años, El con su familia, se habían dirigido al templo de Jerusalén por la festividad de la Pascua, marzo-abril tal vez del año 5 o 6 D.C.; luego la historia de Jesús entra en un cono de sombras hasta el bautismo. Nada oficialmente comprobado se conoce de lo ocurrido durante alrededor de 21 años de su vida, salvo algún dato que aportarían los evangelios apócrifos o alguna especulación sobre su convivencia con los Esenios[15], teoría que enuncian algunos investigadores.
Mientras tanto los acontecimientos se suceden en Palestina y en su entorno. En el año 6 D.C. Anas asume como sumo sacerdote del Sanedrín; Tiberio es el nuevo Cesar, emperador de Roma a partir del año 13 D.C. En el año 15 D.C. Anas deja el pontificado, aunque su influencia entre los miembros del Sanedrín sigue siendo de suma importancia, y asume a ese cargo su yerno, Caifás, en el año 18 D.C. Debemos mencionar que tanto Anas y Caifás eran miembros del partido religioso de los Saduceos que a su vez tenían el control del Sanedrín y tenían mucha influencia con los romanos. Por diversas cuestiones religiosas los Saduceos eran enemigos de los Fariseos, el otro partido religioso de importancia[16].
A la edad de 33 o 34 años Jesús es bautizado por Juan a orillas del río Jordán, al sur, en el sector en donde las aguas bañaban las provincias de Judea y Perea. Este año, el 27 D.C. fue el año en que Juan el Bautista desarrolló su actividad profética preparando el camino “de aquel que no era capaz de desatar el cordón de su calzado”, fue el año del bautismo; donde El acepta el compromiso y la pesada carga de llevar todos los pecados del mundo, a la vez el año donde comienza su ministerio publico y el doloroso camino a la cruz.
Un año antes (26 D.C.) Poncio Pilatos es nombrado prefecto de Judea; jamás el gobernador romano habría sospechado que su nombre iba a ser trágicamente recordado por todas las generaciones futuras hasta la consumación de los tiempos.
A partir del bautismo de Jesucristo se comienzan a escribir las páginas más hermosas de la historia, ya la humanidad no seria la misma, ya no habría excusa, nadie podría decir jamás que ignora al menos algunas de sus enseñanzas; aquel que las desconoce es porque las rechaza de plano y no desea adquirir el compromiso que propone el cristianismo.
Durante el ministerio publico de Jesús hubo tres Pascuas, la primera en el año 28 D.C., este dato surge del relato de Juan (2:19) donde dice que destruyan este templo (se refiere a su cuerpo) y El lo levantaría en tres días, los judíos indignados le respondieron que se había tardado en construir el Templo 46 años, en efecto aun duraban los trabajos menores en la construcción, el Templo había comenzado a ser reconstruido por Herodes el Grande en el año 19 A.C.
La popularidad de Jesús iba creciendo, grandes multitudes se agolpaban para escuchar sus enseñanzas y para ser curados.
Juan el Bautista, que era primo y seis meses mayor que el Mesías, es encarcelado y finalmente muerto en enero o febrero del año 29 D.C. muy poco tiempo antes de la Pascua (la segunda) que los judíos celebraban en el mes de nisan (marzo-abril).
Antes de detallar los últimos acontecimientos de la vida de Jesús seria importante considerar algunos aspectos que hace al cómputo de los días y la Pascua por los judíos. El día comenzaba a la puesta del sol, al aparecer la primera estrella hasta el ocaso. La Pascua se conmemoraba en el plenilunio de primavera, en el mes de nisan que abarca los meses de marzo y abril.
La Pascua del año 30 D.C. o el 15 de nisan coincidió con el sábado (8 de abril según nuestro calendario)[17], o sea que esa Pascua era doblemente festiva para los judíos por coincidir con el día de reposo.
El porque se toma a esa Pascua del año 30 como la fecha de la muerte de Jesús; es precisamente por la cronología detallada anteriormente y por el echo bien recalcado por los evangelistas de la coincidencia con el sábado[18]
Esta fecha se ajustaría al único dato sobre la edad de Jesús dado por Lucas de que el Nazareno contaba al empezar su ministerio con “unos 30 años”[19] mas exactamente 33 o 34 años de edad; si a estos le sumamos los casi tres años de ministerio público perfectamente delimitados por la cantidad la tres Pascuas detalladas, el Cristo moría a la edad de 36 o tal vez 37 años.
Jesús montado en un pollino hace su entrada triunfal en Jerusalén el domingo 2 de abril del año 30 D.C.
El jueves 6 de abril, ya 14 de nisan, por que había oscurecido, celebra junto a sus doce discípulos la cena pascual.
Aquí se presenta un gran interrogante; el porque de celebrar la Pascua el 14 de nisan (jueves por la noche) y no el 15 (viernes 7 de abril por la noche hasta el sábado 8 de abril a la puesta del sol, que seria el sábado judío). Esto puede obedecer a dos motivos, el primero a que Jesús no observaría el calendario tradicional judío, sino un calendario sectario, específicamente el de los Esenios[20], otro motivo podría ser la representación en su persona del cordero pascual ya que el 14 de nisan o el día de preparación de la Pascua eran cuando se sacrificaban los corderos.
Una vez terminada la cena, el grupo se retiró al huerto de Getsemani para orar; en esos momentos irrumpen los sacerdotes con sus esclavos guiados por Judas Iscariote, apresan a Jesús y los conducen al Sanedrín, ya seria pasada la medianoche del jueves. El Mesías había sido condenado a muerte por la casta sacerdotal.
La serie de juicios a los que tubo que comparecer Jesús tuvieron lugar hasta el viernes 7 de abril por la mañana (todavía 14 de nisan) en el cual Poncio Pilatos da el veredicto de crucificarlo, apoyándose en la “voluntad popular”.
A partir de ese momento los hechos se desarrollan vertiginosamente. Los sanedritas eran los que estaban más apurados para terminar el asunto cuanto antes, por que siendo ya cercano el medio día del viernes restaba muy poco tiempo para celebrar la Pascua. Jesús seria crucificado a las 12:00 hs. Y muerto rápidamente a causa de las terribles torturas y flagelación a la que había sido sometido. Expiró a las 15:00 hs. Por lo tanto no hubo necesidad de quebrarles las piernas, como era costumbre para apurar la muerte de los condenado, sino que un lanzazo en el costado del tórax bastó para comprobar que ya estaba muerto. Asia las 17:00 hs. Habría sido bajado de la cruz por su madre, José de Arimatea, Nicodemo, Juan el apóstol y otros de su séquito, para sepultarlo en el sepulcro que era propiedad de José de Arimatea; antes del ocaso, porque ya pronto comenzaría el nuevo día, el 15 de nisan, el sábado, la Pascua.
Mientras que los israelitas ese día celebraban la Pascua con regocijo, un grupo de hombres y mujeres desorientados sufrían, y quizás un tanto decepcionados, la perdida del amado Mesías.
Cabe preguntarse cuantos de sus discípulos en aquellas circunstancias mantenían inquebrantable su fe en que Jesús era realmente el Mesías tan esperado.
Al tercer día resucito -qué de ninguna manera significa 72 hs. de muerto, ya que su cuerpo no conocería la corrupción- (14 de nisan [viernes 7 de abril, desde las 15:00 hs. en que murió] paso todo el 15 de nisan [desde la primera estrella del viernes 7 de abril y el sábado 8 de abril hasta el anochecer] y hasta alguna hora imprecisa, aunque si muy temprano, del domingo 9 de abril [16 de nisan]) reafirmando así con los hechos sus propias palabras de aquel altercado que tuvo con los Fariseos con respecto al templo (“destruid este templo y yo lo levantare en tres días”)[21] y cuando le pedían una señal, el les dijo que no recibirán mas señal que la del profeta Jonás que estuvo tres días en el vientre de la ballena[22].
Hasta aquí nos hemos referido a la figura histórica de Jesús. Los protagonistas de esta historia uno a uno irían abandonando el escenario; Caifás y Pilatos dejarían sus cargos en el año 36 D.C. y Tiberio Cesar terminaría su gobierno un año después.
Solo quedarían con una ardua tarea un grupo de personas que estuvo a su lado durante casi todo el tiempo que duro su ministerio público. La historia terrenal de Cristo habría terminado.
***
[1] -Dominación de Babilonia: a la muerte del rey Salomón acontecida en el año 930 a.C. se dividió el reino en dos. El reino de Israel formado por 10 de las 12 tribus fue conquistado por el rey Salmanasar IV de Asiria en el año 722 a.C. y el reino de Judá formado por las dos tribus restantes fue conquistado en el año 587 a.C. por Nabucodonosor, rey de Babilonia. Los habitantes de Jerusalén fueron llevados cautivos y permanecieron en Babilonia por 48 años. Cabe señalar que durante la conquista de Jerusalén el Templo fue destruido
[2] -Dominación romana: En el año 66 a.C. Pompeyo fue designado por Roma para luchar contra Mitridates, rey del Ponto, venciéndolo e incorporando así en el año 63 a.C. a Siria, Fenicia y Palestina al imperio
[3] -El templo de Jerusalén fue terminado por Salomón en el año 935 a.C.
Veamos 1 Reyes 5:3-5: “Tu sabes que mi padre David no pudo edificar casa al nombre de Jehová su Dios, por las guerras que le rodearon, hasta que Jehová puso sus enemigos bajo la planta de sus pies.
Ahora Jehová mi Dios me ha dado paz por todas partes; pues ni hay adversarios, ni mal que temer.
Yo, por lo tanto, he determinado ahora edificar casa al nombre de Jehová mi Dios, según lo que Jehová hablo a David mi padre, diciendo: Tu hijo, a quien yo pondré en lugar tuyo en tu trono, el edificara casa a mi nombre”.
[4] -La Iglesia Católica atribuye los nombre de Joaquín y Ana al de los padres de María. Si bien no hay ninguna fuente bíblica que afirme que esos son los nombres de los padres de la virgen (a lo largo de todo el Nuevo Testamento no encontramos ningún indicio sobre la familia de María).
Debemos tal afirmación, supuestamente, ala tradición de los primeros cristianos y a los evangelios apócrifos, que son la única fuente donde podemos encontrar datos de su niñez y de toda su infancia.
A saber esos evangelios son:
-Protoevangelio de Santiago.
-Evangelio del pseudo-Mateo.
-Evangelio de la natividad de María.
-Evangelio armenio de la infancia.
-Tránsito de la bienaventurada virgen María.
-Tránsito de la bienaventurada virgen María, según
la versión de Vicente de Beauvals.
-Tránsito de la bienaventurada virgen María, según la versión de Dulaurier.
[5] -Profecía del lugar de nacimiento de Jesús: Miqueas 5-2: "Pero tu, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor de Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad”.
[6] -Profecía de Balaan: Números 24:17: “lo veré, mas no ahora; lo mirare, mas no cerca; saldrá ESTRELLA de Jacob, y se levantara cetro de Israel, y herirá las cienes de Moab, y destruirá a todos los hijos de Set".
[7] -Los pastores: Lucas 2:5-10: “Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre el rebaño.
Y he aquí, se le presento un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeo de resplandor; y tuvieron gran temor.
Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo”.
[8] -Diario Clarín del 16/1/97: “JESUS NO NACIO EL 25 DE DICIEMBRE, DIJO EL PAPA”
CIUDAD DEL VATICANO (DyN) – Es bastante curioso después de haber dispuesto, en 1983 la celebración de un año santo extraordinario para recordar el 1950º aniversario de la crucifixión de Jesús, Juan Pablo II haya comentado durante la ultima audiencia publica general en la gran aula Paulo VI, que no existe ninguna seguridad sobre la fecha exacta del nacimiento de Cristo.
Dado que la fecha de la muerte en la cruz se deduce del único dato concreto que dan los Evangelios, es decir, que el hijo de José y María murió a la edad de 33 años, es evidente que tampoco esa fecha puede ser colocada con seguridad en un determinada año histórico.
El hecho en si mismo, sin embargo, no es trascendental, ya que no se trata de un problema teológico sino cronológico y su solución no la debe dar el Pontífice, sino los historiadores. En este sentido no pueden ser de ninguna ayuda los textos evangélicos ni apostólicos, que no son textos históricos sino teológicos.
“Opiniones divididas –Dijo el Papa exactamente – “Por lo que se refiere a la fecha precisa del nacimiento de Jesús, las opiniones de los expertos no son concordantes. Se admite comúnmente que el monje Dionisio “El Pequeño”, cuando en el año 533 propuso calcular los años, no desde la fundación de Roma (como se venia haciendo hasta ese momento) sino desde el nacimiento de Jesucristo, haya caído en un error. Hasta hace algún tiempo se suponía que se trataba de una equivocación de alrededor de cuatro años, pero la cuestión esta muy lejos todavía de haber sido resuelta”.
Quien era Dionisio “El Pequeño”? Era un monje de origen medioriental que vivió en Roma entre los años 500 y 545. El mismo se autodenomino en latín “exigus”, es decir “pequeño”, probablemente por razones de humildad. Era teólogo y estudioso de La Biblia, pero sobre todo astrónomo y matemático.
*Calculo inexactos – Como primera medida abandono la cronología tradicional del imperio Romano que contaba los años a partir de la fundación de la Ciudad Eterna para adoptar como punto de partida el nacimiento de Jesús, que fijo el 25 de diciembre de 753 de la fundación de Roma.
Sus cálculos no eran exactos. Según algunos estudiosos, el moje se equivoco en algunos años. Cuantos exactamente? Nadie puede decirlo hasta ahora con certeza. El Papa menciono un error de cuatro años según la opinión de algunos historiadores, pero hay otros que sostienen que el equivoco es de por lo menos seis años.
La misma fecha del 25 de diciembre, no es histórica, sino simbólica. La primera noticia de la Natividad del 25 de diciembre, aparece durante el papado de San Julio (337-352). La fecha proviene seguramente del calendario romano, donde ese día se celebraba el día del “Sol invito”, es decir, el solsticio de invierno en el hemisferio Norte. La fecha pagana fue cambiada en fiesta cristiana. En la plegaria litúrgica de Navidad existe un himno que habla del nuevo sol: Cristo. El resto es obra de la tradición.
[9] -Saturnales: Fiestas religiosas paganas con que los romanos celebraban anualmente el reinado de Saturno. Durante las saturnales, todas las clases sociales confraternizaban en festines y diversiones.
[10] -La circuncisión: Lucas 2:21: “Cumplido los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre Jesús, el cual había sido puesto por el ángel antes que fuese concebido”.
Levíticos 12:3: “Y el octavo día se circuncidara al niño”.
[11] -La ley del Primogénito: Lucas 2:22-23: “Y cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, conforme a ley de Moisés, le trajeron a Jerusalén para presentarle al Señor.
(como esta escrito en la ley del Señor: Todo varón que abriere la matriz será llamado santo del Señor)”.
Éxodo 13:2: “Conságrame todo primogénito. Cualquiera que abre matriz entre los hijos de Israel, así de los hombres cono de los animales, mío es”.
[12] -Los magos: Mateo 2:1: “Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del Rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos”.
Es muy ambiguo lo que las escrituras nos dicen de los magos, aunque en nuestra cultura este muy arraigado este hecho; quizás debamos atribuirlo una vez mas a la tradición y a los apócrifos (quizás reflejo mismo de la tradición).
Ellos dan el número de tres, dando los nombres que hoy conocemos, Baltasar, Melchor y Gaspar.
El evangelio del pseudo-Mateo nos dice que la visita de los magos se produjo después de los dos años de la circuncisión, esta visita se realiza en una casa de Belén y da a entender que son tres por los regalos que le hacen al recién nacido.
El evangelio árabe de la infancia da el origen de los magos en Persia. Se asevera el 25 de diciembre como fecha de nacimiento de Jesús coincidiendo con una fiesta Persa, también se narra que fueron tres y dice que Zoroastro les avía anunciado el nacimiento, según este relato la llegada a Belén se produce cuando Jesús estaba en la gruta.
Datos de mas precisión nos da el evangelio armenio de la infancia, estos fueron avisados por un ángel en el momento de la concepción, luego de un viaje de nueve meses llegando justo en el momento del nacimiento, ellos eran tres hermanos persas, Melkon que reinaba sobre Persia, Baltasar sobre India y Gaspar sobre los Árabes, llegan el nueve de enero con un numeroso ejercito. Este es el único evangelio que da el nombre de los magos.
[13] -Herodes murió al año 750 de la fundación de Roma, 4 a.C. poco después de un eclipse de luna y unos diez días antes de la Pascua.
La astronomía nos confirma que hubo un eclipse de luna visible en Jerusalén en la noche del 12 de marzo del año 4 a.C., y que la Pascua de aquel año, es decir, el plenilunio de primavera, cayó el día 11 de abril.
[14] -Si buscamos la palabra “Apócrifo” en un diccionario, este nos dirá lo siguiente “oculto, secreto, supuesto, fingido, fabuloso – Dícese de los libros sagrados cuya inspiración divina no consta o no es segura”.
La iglesia no ha querido incluirlos entre los libros canónicos, pero a su vez el catolicismo ha basado su culto a María sobre los dichos de estos evangelios; como así también, la tradición que hoy conocemos de los reyes magos. Estos escritos ponen un énfasis especial en los acontecimientos de la infancia de Jesús, de la infancia de María y su vida. Así también hay dos evangelios que relatan la vida de José. Otros escritos relatan acontecimientos inéditos y hechos que también podemos encontrar en los cuatro evangelios canónicos.
[15] -Algunas suposiciones refieren que Jesús fue a vivir con una secta establecida a orillas del Mar Muerto, los Esenios; ellos eran custodios de una religiosidad diferente a las tradicionales que practicaban los grandes partidos religiosos de Israel. Recordemos que en Qum-ran, establecimiento de la secta esenia, se descubrieron gran cantidad de manuscritos bíblicos, incluso ampliatorios, como ser versiones del Génesis cuyo relato es más extenso, libros religiosos como el de Enoc (no incluido en la Biblia) y libros sectarios.
Algunos investigadores suponen que tanto Juan el Bautista como Juan el Apóstol eran miembros de esta secta.
[16] -Los Fariseos eran muy estrictos en obedecer la ley de Moisés, pero a través del tiempo fueron incorporando a su religiosidad muchas tradiciones humanas, a su vez los Saduceos formaron un grupo de protesta en contra de las tradiciones de los Fariseos, pero esta oposición era con espíritu negativo, frío y mundano.
Los Saduceos negaban la resurrección de los muertos, doctrina que estaba muy arraigada en el otro partido religioso.
El partido Fariseo era sin duda mucho más popular, ya que la clase obrera pertenecía a este; no así los Saduceos, cuyos integrantes eran de las clases sociales más selectas, por lo tanto su influencia era mucho mayor, incluso con Herodes y los romanos.
[17] -Solo en el año 33 también la Pascua cayo en un día sábado, en este caso la edad de Jesús seria de unos 40 años que se alejaría mucho del dato de Lucas 3:23.
[18] -Mateo 26:2-5: “Sabéis que dentro de dos días se celebra la Pascua, y el Hijo del Hombre será entregado para ser crucificado.
Entonces los principales sacerdotes, los escribas y los ancianos del pueblo se reunieron en el patio del sumo sacerdote llamado Caifás.
Y tuvieron consejo para prender con engaño a Jesús, y matarle.
Pero decían: no durante la fiesta, para que no se haga alboroto en el pueblo.”
Marcos 15:42-43: “Cuando llego la noche, (Jesús ya había muerto) porque era la preparación, es decir la víspera del día de reposo.
José de Arimatea, miembro noble del concilio, que también esperaba el reino de Dios, vino y entro osadamente a Pilato, y pidió el cuerpo de Jesús.”
Juan 19:31: “Entonces los judíos, por cuanto era la preparación de la Pascua, a fin de que los cuerpos no quedasen en la cruz en el día de reposo (pues aquel día de reposo era de gran solemnidad), rogaron a Pilatos que se le quebrasen las piernas, y fuesen quitados de allí.”
[19] -Lucas 3:23: “Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de 30 años, hijo según se creía, de José, hijo de Eli.”
[20] -Los Esenios manejaban un calendario diferente al tradicional usado en Israel, de acuerdo a este calendario la Pascua caería el 14 de Nisan y no el 15.
21] -Juan 2:19-21: “Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantare. Dijeron luego los judíos: en cuarenta y seis años fue edificado este templo, y tú en tres días lo levantaras?. Mas el hablaba del templo de su cuerpo”.
[22] -Jonás 1:17: “Pero Jehová tenia preparado un gran pez para que tragare a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches”