usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

27 dic. 2011

El Gobierno cierra el año 2011 con un déficit de 60, 000 millones de pesos


El Gobierno cierra el año 2011 con un déficit de 60, 000 millones de pesos

En general, los gastos públicos, sin amortización de la deuda, terminarán en RD$344,328 millones, RD$17,563 millones más que lo presupuestado

El Gobierno cierra el año 2011 con un déficit de 60, 000 millones de pesos
Palacio de la Presidencia de la República Dominicana.Acento.com.do/Archivo
SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Las proyecciones fiscales para el cierre del año 2011 indican que el Gobierno dominicano terminará con un déficit operacional de RD$60 mil millones, cifra que supera en RD$20 mil millones el déficit modificado, y en RD$27 mil millones lo originalmente presupuestado.
Así lo advirtió el economista José Lois Malkún, en un análisis entregado a Acento.com.do, en el cual subraya el gasto excesivo del gobierno en el presente mes de diciembre y en el pasado noviembre.
Bajo el título “El presupuesto 2011: cómo terminará”, el economista afirma que el déficit por debajo de la línea, es decir, incluyendo el financiamiento externo e interno y las aplicaciones financieras, cerrará en unos RD$27,000 millones. A su juicio, esto explica la velocidad del Congreso en la aprobación de nuevos préstamos, como los US$210 millones del Banco de Reservas y la emisión de nuevos bonos por RD$18,000 millones que estaban previstos para el 2012.
A continuación el análisis de José Lois Malkún:
Presupuesto 2011: Cómo terminará
Nuestras proyecciones fiscales para el cierre del año 2011, arrojan un déficit operacional o de caja que ronda los RD$60,000 millones, RD$20,000 millones más que el déficit modificado y RD$27,000 más que lo originalmente presupuestado.
Esta previsión se deriva básicamente de los excesivos gastos que se están registrando en diciembre, donde el déficit podría dispararse en unos RD$24 mil millones, que sumados a los RD$36,400 millones registrados en noviembre, alcanzan la cifra citada. Este sería el cuarto año consecutivo con déficit fiscal sobre los RD$50,000 millones.
El 2011 estará caracterizado por una fuerte caída en el crecimiento (4.3% aproximadamente de 7.5% en el 2010), una alta inflación (8% aunque probablemente muy subestimada por el Banco Central) y un fuerte endeudamiento interno y externo (alrededor de US$3,600 millones).
En general, los gastos públicos, sin amortización de la deuda, terminarán en RD$344,328 millones, RD$17,563 millones más que lo presupuestado
El déficit por debajo de la línea, es decir, incluyendo el financiamiento externo e interno y las aplicaciones financieras, cerrará en unos RD$27,000 millones. Esa situación explica la velocidad del Congreso en la aprobación de nuevos préstamos, como los US$210 millones del Banco de Reservas y la emisión de nuevos bonos por RD$18,000 millones que estaban previstos para el 2012. Ya usaron los recursos de los US$250 millones de bonos soberanos que también estaban contemplados en el presupuesto del próximo año.
Con un crecimiento que oscila entre 4% y 4.5% proyectado por el FMI (aunque Rafael Camilo lo estimó entre 2% y 3%), el monto del presupuesto del 2012 debería reducirse en al menos RD$30,000 millones y si le restan los ingresos que se están gastando en este año, debería reducirse en RD$20,000 millones adicionales. O sea, que el presupuesto real del 2012 debería ser de unos RD$390.000 millones, algo menos que el del 2011 (RD$399,000 millones modificado), que cierra con un déficit de RD$60,000 millones.
Esta acumulación de déficit que suman los RD$227,000 millones entre el 2008 y 2011 se ha estado financiando con endeudamiento interno y externo, que en ese cuatrienio superan los US$9,000 millones, una cifra casi similar a la deuda acumulada desde que Colon descubrió nuestra isla.
Hay que recordar que el gobierno de Hipólito Mejía, con todo y el salvamento de los depositantes de los bancos quebrados, dejó la deuda pública total en US$9,400 millones, recibiéndola en US$5,700 millones (68% de incremento) y 7 años después se encuentra en los US$23,000 millones (143% de incremento sin crisis bancaria). Ha sido un verdadero festival de endeudamiento que ya alcanza el 43% del PIB, donde el 38% de los ingresos tributarios se dedicará al pago de capital e intereses de esa deuda. A partir del 2013 este porcentaje superará el 40%.  El Grecia, con una deuda total (sin condonación) sobre el PIB del 160%, sólo se dedica el 53% de los ingresos al pago de capital e intereses.
Sin embargo, en el primer gobierno de Leonel Fernández (1996-2000) la deuda pública aumentó moderadamente (40%) comparado con los siguientes 3 periodos de gobierno (2000-2011).
Los puntos sobresalientes de la ejecución presupuestaria en el 2011 son los siguientes:
a)    Los ingresos corrientes terminarán en RD$280,013 millones, unos RD$9,400 millones menos que lo presupuestado.
b)   Los ingresos fiscales, que incluyen donaciones y de capital, quedarán en RD$9,942 millones por debajo de lo presupuestado.
c)    El déficit fiscal primario, es decir, los ingresos corrientes menos los gastos corrientes, excluidos los intereses de la deuda pública, más los gastos de capital, será al cierre del 2011 de RD$15,515 millones (0.8% del PIB) cuando en el acuerdo con el FMI debió terminar en cero.
d)   El déficit fiscal de caja u operacional, será de RD$60,000 millones aproximadamente, que casi duplica el acordado en el Stand By con el FMI que fue de RD$33,000 millones.
e)    El resultado presupuestario total, también llamado el déficit fiscal por debajo de la línea, terminará sobre RD$20,000 millones.
Es evidente que estos resultados son producto del gasto excesivo del gobierno, donde las remuneraciones a empleados y las transferencias corrientes han seguido creciendo significativamente en todo el transcurrir de la gestión del PLD.
La diferencia con el año 2010 en estas dos partidas alcanza la notable cifra de RD$21,000 millones, explicado por el continuo clientelismo en la gestión pública y los subsidios que se otorgan, especialmente al sector eléctrico, que parece romperá todos los record de años anteriores, superando los US$900 millones (RD$35,000 millones)
En general, los gastos públicos, sin amortización de la deuda, terminarán en RD$344,328 millones, RD$17,563 millones más que lo presupuestado.
Sobre las transferencias, conviene destacar que se habían presupuestado para todo el año 2011 un total de RD$77,659 millones, pero terminará por encima de los RD$100,000 millones, con un exceso de RD$30,264. Estas incluyen los subsidios al sector eléctrico, bono gas, bono luz, tarjetas de solidaridad, comedores económicos, etc. que en las presentes circunstancias y de cara a las elecciones de mayo, crecerán abrumadoramente en el primer semestre del 2012.
No hay ninguna duda de que el gobierno que surja de las urnas en agosto del 2012, heredará el peor escenario financiero en la historia dominicana. No solo en materia de déficit fiscal y de la cuenta corriente, sino que en los finales del 2011 y en los primeros 8 meses del 2012 (sin acuerdo con el FMI), se acumularan grandes deudas con el Banco Central, cuyos pagos obligados por la ley de capitalización no serán honrados en su totalidad, también con mas atrasos a los generadores de energía cuya deuda ya supera los USS$520 millones y con los contratistas y suplidores del Estado, a los que no se les pagará dejándole ese muerto al próximo gobierno.
Igualmente, se endeudará fuertemente con el sistema financiero local al no disponer de las mismas facilidades de antes para endeudarse en el exterior.
Algo inexplicable es que con un crédito neto con el Banco de Reservas negativo (o sea los depósitos son mayores que las deudas) esté convirtiendo líneas de crédito vencidas con dicho banco en deuda de mediano plazo y encubriendo operaciones de préstamos a contratistas y a la CDEEE, mediante artificios financieros que no se registran como deuda sino descontando facturas (RD$15,000 millones a la fecha).
La única explicación para eso es que el gobierno está acumulando ciertas reservas para los primeros 5 meses del 2012, donde el gasto electoral subirá a la estratosfera, ejecutando y comprometiendo gran parte del presupuesto en ese corto período.