usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

28 dic. 2011

El intento de reelección y los movimientos de denuncia


El intento de reelección y los movimientos de denuncia
Orlando Gil
orlandogil@codetel.net.do
IGUAL.- El 2011 llenó políticamente su cometido porque además del PRD escoger candidatos, también lo hizo el PLD, sin que se produjeran las fisuras o turbulencias que se adelantaban. La institucionalidad se impuso en uno u otro caso, pues hay situaciones que escapan a las normas. En el partido morado el hecho fue más significativo, pues los riesgos fueron mayores y las posibilidades de aborto también. La Constitución proclamada en el 2010 no pudo ser desconocida, a pesar de las obvias intenciones y claros propósitos de alterar el orden presidencial. Este es un punto sumamente importante. Se demostró que el poder no lo es todo. Que fuerzas ocultas pueden generar movimientos de opinión que superen las potencias del absolutismo, en sus diversas modalidades, pues nada cambia en lo esencial que busque imponerse con guantes de seda o con manopla. La gesta del 2011 fue aleccionadora, por justa, por cívica y por oportuna. Nada se dejó al azar, y un coro de voces orquestadas echó por tierra  un designio fatídico: la reelección...
LA SEÑA.- El presidente Leonel Fernández quiso convencer de que la forma era más importante que el fondo, y “ hakear ” la nueva Constitución con claques pobremente amaestradas. Sin embargo, calculó mal. Se olvidó que los largos años de Joaquín Balaguer en el poder enseñaron mucho al dominicano. Por lo menos a saber cuando un huevo quiere sal. O de que era imposible que ñ al estilo del viejo caudillo -- alguien se volviera de pronto instrumento del destino. El titiritero, al ver cortados los hilos, tuvo que dar la cara y  presentarse al circo. Igual, la magia no era la misma. Entrevista la maña, todas las coartadas fueron puestas a un lado: las vallas con fotos y mensajes sugerentes, las asambleas oficiosas de fin de semana, la recolección de firmasÖEn fin, que no hubo espacio disponible y tuvo que someterse al rigor de la circunstancia. Como a esos managers descuidados, le copiaron  la seña  antes de pensarla. Era claro que no podía venir con nada nuevo. Una cuarta postulación, incluyendo tres de corrida, era demasiado para una sociedad resentida con la dictadura...
EL PACTO.- Nunca se sabrá si el Pacto de las Corbatas Azules entre Miguel Vargas y el presidente Leonel Fernández, favoreció o perjudicó al primero. Los dos presentaron el acuerdo como un triunfo político, y así fue celebrado por sus seguidores. O por sus partidos. Después vinieron las reconsideraciones. No obstante, hay que admitir que significó una salida al impasse de la nueva Constitución y de otro modo un establecimiento claro al país. Cuando se generó el movimiento de denuncia de la reelección, y se constituyó en una especie de clamor, el respeto a la Carta Magna fue la partitura que tocaron todos los sectores. Con ensayo y sin ensayo. El presidente Fernández supo apearse del tigre. Se lo agarraron y no tuvo más que dejarse resbalar por uno de los lados. Incluso, fue tomado en brazos por sus acólitos para que tuviera un descenso fácil y no se estropeara al caer. Se despidió como un perdonavidas político, pero al vaquero extenuado se le permite exhibición de sus pistolas cuando llega al bar después de un largo recorrido por el Viejo Oeste...
INTIMIDADES.-  Son muchas las historias de la intimidad de los políticos y de los partidos en los últimos años que deberán escribirse algún día. Tal vez no lo hagan los propios protagonistas, con lo que se perderá la emoción de la primera persona. Por ejemplo, el ánimo en que discurrían las reuniones del Comité Político del PLD, conociendo sus miembros el propósito del presidente Fernández y consciente éste de que ellos no estaban convencidos de su empresa. De que la veían como una aventura y que se les hacía difícil aprobarla, y mucho más apoyarla. Se veían entre si como ante un espejo de vergüenza, como de seguro César y los conjurados en el Senado de Roma. El espíritu de  logia impedía que se quitaran las caretas como en los finales del teatro griego, y fuera bueno saber quién fue el primero que se atrevió a poner el tema sobre el tapete. Aunque lo importante es que lo pusieron, y a partir de ahí se supo que el Jordán era caudaloso y de que no era posible cruzarlo a menos que se abrieran sus aguas como cuando fueron conjuradas por Moisés en su huída de Egipto. Vale decir, sin embargo, que el primero que se puso los pantalones salvó la República...