usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

10 dic. 2011

Blog detalle CONSULTORIO DEL IDIOMA ¿“Violencia de género” o “violencia machista”? ¿“Violencia de género” o “violencia machista”?


Blog detalle

CONSULTORIO DEL IDIOMA 

¿“Violencia de género” o “violencia machista”?

¿“Violencia de género” o “violencia machista”?

SABER MÁSACERCA DEL AUTOR

Blog detalle

FABIO J. GUZMÁN ARIZA

Académico de la Lengua

Sobre mí

Graduado en Ciencias y Humanidades del M.I.T. y en Derecho, summa cum laude, de la PUCMM. Autor de numerosos libros y artículos sobre temas jurídicos y lingüísticos.  Presidente de la firma de abogados Guzmán Ariza.  Miembro correspondiente de la Academia Dominicana de la Lengua. Fundador y presidente de la Fundación Guzmán Ariza Pro Academia de la Lengua. Presidente del consejo editorial de la revista Gaceta Judicial.
Sobre este asunto se ha escrito bastante, pero vale la pena remachar el concepto elemental:  género y sexo no son la misma cosa. Sexo tienen las personas, los animales y algunas plantas; género, solo las palabras... y no todas. El sexo es una categoría biológica; el género, una categoría  gramatical. Una persona puede ser de sexomasculino o femenino,  pero nunca de uno u otro género. Un sustantivo puede que sea de género masculino o femenino, pero a nadie se le ocurriría pensar que tenga pene o vagina.
La confusión surge porque en muchos sustantivos que designan a seres animados el género sirve para diferenciar el sexo del referente (escritor/escritora, perro/perra). Sin embargo, hay otros en que no se establece ninguna distinción entre los sexos (criatura, víctima, miembro, bebé, hormiga, mosquito, rata). A estos últimos se les denomina sustantivos epicenos... nobisexuales.
Así pues, cuando se dice violencia de género, calco de la frase gender violence en inglés, parecería que se está agrediendo a la gramática y no a un ser humano de carne y hueso. En efecto, la locución es un eufemismo que no expresa con la contundencia apropiada la gravedad de lo que intenta describir: la violencia cometida por un hombre contra  una mujer que es su pareja, impulsada por un sentido primitivo de superioridad... el triunfo pírrico, momentáneo y brutal de la testosterona sobre las neuronas.
La expresión violencia machista, por el contrario,  enuncia la idea de manera más económica, directa y castiza –sin guantes de seda y en castellano, por así decirlo–, porque el vocablo machista trae consigo toda la prepotencia y todo el sentido de falsa superioridad que empujan a los hombres a abusar de las mujeres.
Créanlo o no los anglófilos locales, hay casos –y son muchos, cabe agregar– en que el español es capaz de expresar una idea mejor que cualquier traducción literal del inglés. Este es uno de ellos.
Se invita a los lectores a visitar la ciberpágina de la Academia Dominicana de la Lengua (www.academia.org.do), donde podrán encontrar numerosos artículos sobre el buen uso de nuestro idioma. Para sus comentarios, sugerencias o consultas, favor de escribirnos a esta dirección:consultas@academia.org.do.