usolis4587@gmail.com

Páginas vistas en total

Seguidores

Loading...

2 dic. 2011

Danilo sin telepromter


Thu, 01 Dec 2011 05:58:00

Danilo sin telepromter

Por RAFAEL A ESCOTTO*
EL autor es abogado.
Me pareció ver a Danilo en aquella angustia disimulada golpeando afanosamente el mármol que cubre el sepulcro tratando de revivir el inventor del teleprompter, Hubert Schlafly, para con su auxilio espectral hacer funcionar aquel invento suyo

El candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) Danilo Medina, convirtió la Gran Arena del Cibao en un espectáculo donde la gente solo reía  y la preocupación al más alto nivel de ese partido no pudo ser disimulada, al quedar al descubierto que sin el uso del teleprompter que refleja el texto del discurso engañosamente oculto en un cristal transparente en la parte frontal de una cámara, el compañero ni aún Margarita, no son capaces de enlazar ideas para tratar de convencer ni siquiquiera a sus propios compañeros de partido.
Me pareció ver a Danilo en aquella angustia disimulada golpeando afanosamente el mármol que cubre el sepulcro tratando de revivir el inventor del teleprompter, Hubert Schlafly, para con su auxilio espectral hacer funcionar aquel invento suyo que lo dejó encallado, sin palabras y sin un texto, en medio de la nada. Copioso veíase correr precipitado el sudor por aquel rostro desconcertado que no lograba entender lo sucedido. Hasta el grado que Danilo tuvo que vociferar en medio de la confusión desde el podio ¡Carajo, arreglen eso!
En ese punzante instante en la vida de este político cuya candidatura pretende elevar con la lectura de un guión en una ciudad omitida por su partido y por su presidente Leonel Fernández, como si con ello estuviera en un teatro simulando una de aquellas obras farsas hechas con el único propósito de hacer reír o engañar a un público, como el de Santiago, que entre sus virtudes esta la de ser un observador cauteloso y al mismo tiempo, implacable con el voto de castigo contra los políticos o el partido que le ha mentido repetidamente, como lo ha hecho el PLD.
El hecho es que en Santiago existe la creencia de que la proclamación de doña Margarita Cedeño de Fernández en la Gran Arena del Cibao debió ser un espectáculo donde ella debía de aparecer como si fuera la candidata presidencial y no Danilo. Para que este propósito malsano se pudiera dar, debió haberse organizado una conspiración contra Danilo en la que debieron participar connotados miembros de su equipo de campaña fiel a Leonel y a la candidata vicepresidencial.
Haber hecho lucir menguado a Danilo frente a una Margarita frondosa y brillante, se me pareció a aquella conspiración en la que Julio Cesar resultó asesinado por un grupo de conspiradores en el Senado, y al conocer que el complot venia de sus propios amigos exclamó ¡Tu también, Bruto, hijo mío”. El error imperdonable de Danilo fue no haber continuado el tema de su discurso prescindiendo del teleprompter.
Naturalmente, Danilo no es ni por asomo, un orador de la talla de un José Francisco Peña Gómez, Joaquín Balaguer o Juan Bosch, para quedarme solamente dentro del  país. No obstante, el poco éxito del espectáculo político ha dejado un mal sabor en el pueblo y un disgusto mayor entre los peledeistas seguidores de Danilo en Santiago. El disgusto provino de la desconsideración de que fueron victimas algunos miembros del partido morado de Santiago y Tamboril, respectivamente.
Un aspecto sobresalió en ese acto, aparte del teleprompter, y fue que la Gran Arena del Cibao estuvo llena de los peledeistas de Santo Domingo, por funcionarios y empleados del Gobierno de la capital y por amigos del presidente Fernández. Los simpatizantes del candidato Danilo Medina en Santiago fueron vejados públicamente por la seguridad del presidente Fernández.